México: La Iglesia no pide privilegios al nuevo presidente

Los obispos exigen sólo que se respete el derecho a la libertad religiosa

| 1473 hits

CIUDAD DE MEXICO, 25 julio (ZENIT.org).- La Iglesia católica en México no pide ni privilegios ni concesiones al nuevo Gobierno del presidente electo Vicente Fox, lo único que exige es que se le concedan sus derechos, afirmó el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), monseñor Luis Morales.



Al concluir una reunión con el presidente electo de México, que asumirá su cargo el próximo 1 de diciembre, en la que participaron además de monseñor Morales, los obispos José Guadalupe Martín Rábago, Abelardo Alvarado Alcántara, Alberto Suárez y Mario de Gasperín, los prelados dejaron muy claro que la Iglesia católica sólo pide el respeto de la dignidad de las personas.

«La Iglesia Católica quiere solamente que se le concedan sus derechos, y eso es todo, la libertad a la que tiene derecho, pero no esperamos concesiones, ni tratos privilegiados», dijo el arzobispo de San Luis Potosí y presidente de la CEM.

Según explicó el prelado, en su encuentro con Vicente Fox los obispos coincidieron en hacer un llamamiento a la concordia y la reconciliación, «para que todo el país, a través de la unidad, pueda enfrentar sus retos».

La oficina de prensa del presidente electo indicó que los obispos se reunieron con Fox «para saludarlo, felicitarlo e intercambiar puntos de vista». Alberto Ortega, especialista en asuntos religiosos y miembro del equipo de transición de Fox, afirmó que ambas partes destacaron que el pueblo mexicano había sido ese gran triunfador en el proceso electoral y que «el pueblo fue el que hizo el gran cambio».

Vicente Fox es el primer presidente que se considera públicamente católico después de más de setenta años de gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI)