¿Milagro en Moscú?

| 858 hits

MOSCU, 30 julio (ZENIT.org).- Desde hace algunas semanas se pueden ver colas de miles de personas ante una iglesia de Moscú. Es el templo en el que se encuentran las reliquias de San Pantaleón, taumaturgo, muy venerado por las Iglesias cristianas de Oriente. Sus restos mortales, venidos de Grecia, son expuestos temporalmente en la capital rusa. Los medios de comunicación rusos se refieren a este acontecimiento como un fenómeno extraordinario y constatan que entre los peregrinos no sólo hay personas ancianas, sino también numerosos jóvenes. Parece que el largo invierno comunista no ha cancelado la fe del pueblo ruso, que pronto verá cómo la Iglesia ortodoxa canoniza al zar Nicolás II, asesinado junto a su familia en 1918 por los bolcheviques.