Ministro británico califica de «descabellada» la prohibición de llevar una cruz

Aumentan las protestas por la medida de British Airways

| 448 hits

LONDRES, martes, 17 octubre 2006 (ZENIT.org).- La decisión de la compañía British Airways de prohibir a una empleada cristiana un collar con una minúscula cruz ha sido calificada de «descabellada» por un ministro británico, según informó el diario «Daily Mail».



El ministro para Irlanda del Norte Peter Hain dijo que no ha comprendido la motivación de la línea aérea para obligar a la empleada de facturación Nadia Eweida a quitarse su collar.

La empleada, de 55 años, afirmó que fue «obligada» a despedirse sin ser pagada, tras rehusar quitarse la pequeña cruz que llevaba al cuello, de un tamaño inferior a una moneda de cinco peniques. Eweida, dijo que ha tratado siempre de respetar y comprender las creencias de otras personas, cuando se le pidió quitarse la cruz y piensa demandar a la compañía aérea, respaldada por la Unión General de Trabajadores del Transporte.

El ministro dijo en un programa de la BBC el domingo 15 de octubre: «Francamente pienso que la orden de Britihs Airways de no llevar una cruz fue descabellada. No lo comprendo, no pienso que nadie pueda comprenderlo, esta es mi opinión».

Un portavoz del Consejo Musulmán de Gran Bretaña, Inayat Bunglawala, dijo a la Asociación de la Prensa que llevar una cruz no es ni «intimidatorio ni ofensivo». «Nuestra posición –afirmó-- es que no consideramos que llevar un crucifijo sea de ningún modo ofensivo. Es una expresión de creencia religiosa privada, y nosotros lo respetamos del mismo modo que respetamos que una mujer musulmana lleve el velo».

Hain es el último político en unirse al creciente coro de condena a Britihs Airways. Primero fue la parlamentaria tory Ann Widdecombe quien afirmó que la decisión era «discriminación religiosa» y pidió un boicot si la compañía no se retractaba. También hizo un llamamiento para un dia de solidaridad en el que todos los cristianos del Reino Unido «lleven las mayores cruces que tengan».

Widdecombe, católica practicante, dijo a la BBC: «Si esta decisión no se revoca mañana por la tarde, anularé mi tarjeta de vuelos frecuentes y la enviaré a Britihs Airways para que sepan por qué lo hice. Y en el futuro hasta que no se revoque la decisión, no usare British Airways».

El líder liberal demócrata Vince Cable, dijo de la compañía aérea: «Están siendo muy burocráticos y muy inflexibles. Para un negocio comercial esto no es bueno».

El líder del partido «Respect» George Galloway dijo: «Dejen a la gente llevar lo que quieran, dejen a las religiones vestir de acuerdo a como piensan que su religión les pide vestir, dejen a miles de flores florecer. Manténganse fuera de los asuntos de la gente porque esta clase de chivos expiatorios y caza de brujas acabará en lágrimas y sangre, creánme».

Un portavoz de la compañía subrayó que Eweida no había sido despedida. Dijo que el asunto permanece bajo investigación.