Ministro israelí asegura que las peregrinaciones a Tierra Santa ayudan a la paz

Gideon Ezra: «Para nosotros es muy importante que los cristianos de Tierra Santa no desaparezcan»

| 988 hits

JERUSALÉN, jueves, 4 noviembre 2004 (ZENIT.org-Veritas).- El ministro de Seguridad Interna y de Turismo de Israel, Gideon Ezra, ha hecho un llamamiento a los cristianos a peregrinar a los Santos Lugares, porque eso supone «una ayuda para la paz».



El representante israelí hizo estas declaraciones en un largo encuentro con periodistas católicos con motivo de la peregrinación institucional de la Conferencia Episcopal Española a Tierra Santa.

Gideon Ezra recordó que el Papa «ha hecho un llamado a todos los cristianos católicos del mundo a visitar Tierra Santa», y que «una de las razones principales del llamado del Papa es justamente la situación de la comunidad católica de Tierra Santa, necesitada de ayuda».

«Cualquier medio para ayudar a esta comunidad es bienvenido para nosotros como miembros del Estado de Israel. Para nosotros es muy importante que estas comunidades, no solo no desaparezcan sino que se fortalezcan, porque en los últimos años el número de católicos ha disminuido muchísimo, especialmente en Belén», añadió.

Respecto a la situación de aislamiento de los cristianos que residen en Belén, el ministro afirmó que «sería para nosotros una alegría poder volver a la situación anterior a septiembre de 2000, donde el movimiento entre Belén y Jerusalén era completamente libre. Pero desde ese momento, las visitas no tan agradables de terroristas nos han llevado a la situación actual».

«Estamos convencidos de que la situación está mejorando, y me tomo el permiso de decir que la visita de cada peregrino acerca más las posiciones entre israelíes y palestinos. Es un puente más que nos ayuda a nosotros y que ayuda a esa comunidad cristiana que necesita sobrevivir», añadió.

Ezra afirmó que «cuantos más peregrinos, más permisos de trabajo y más libertad de movimiento, lo que promueve mayor crecimiento de la economía, tanto la palestina como la israelí».

El ministro de Turismo recordó el gran acontecimiento de la visita del Papa del año 2000 y lo que eso supuso para ambos pueblos: «por mi parte les digo que hubo una relación muy directa con el ministro de turismo palestino».

«La importancia del turismo para ambos pueblos es fundamental, pero esencialmente para el pueblo palestino, porque la industria da beneficios a largo plazo, pero el turismo es inmediato, y estamos todos interesados en que este movimiento de peregrinación aumente. Porque la única posibilidad de solucionar el problema cuando dos grupos étnicos tienen distinto nivel de ingresos, no es bajando el alto, sino subiendo el bajo», afirmó.