Misioneros laicos: compromiso de evangelización «dentro y fuera» de la Iglesia

II Encuentro del Laicado Misionero en América

| 1340 hits

BOGOTÁ, 31 marzo 2003 (ZENIT.org).- 46 miembros asociados de Institutos Misioneros, Obras Misionales Pontificias (OMP) y diócesis de 13 países se han reunido en el II Encuentro Continental del Laicado misionero del 20 al 23 de marzo para renovar su compromiso con el mandato de Jesús: «Id y predicad a todas las gentes».



En el comunicado final del encuentro --organizado por el DEMIS (Departamento de Misiones del Consejo Episcopal Latinoamericano) en Bogotá--, los participantes afirman haber «confirmado y sentido profundamente que nuestra vocación misionera tiene como centro la persona de Jesús, Señor de la Historia y la extensión de su Reino».

«Interpelados por la situación del mundo y como bautizados y bautizadas, nos comprometemos prioritariamente con la misión de la Iglesia: con los que no conocen a Jesús de Nazareth como Hijo de Dios, en el trabajo misionero Ad Gentes».

Igualmente, expresaron su compromiso para «trabajar con los que ya creen en Jesucristo, renovando la pastoral de conservación», así como «a animar por medio de la nueva evangelización a los que ya no siguen a Jesús y han abandonado la Iglesia».

«Con nuestros pastores y con el Pueblo de Dios que peregrina en América –subrayan--, queremos testimoniar nuestra vocación misionera, participando y asumiendo los frutos del CAM 2 COMLA 7 (Cf. Zenit, 27 de febrero de 2003 ), a realizarse en la ciudad de Guatemala del 25 al 30 de noviembre del presente año».

«Queremos decirle al mundo entero con todo nuestro testimonio: “Iglesia, nuestra vida es misión Ad Gentes”».

En el comunicado final, la Coordinadora Continental del Laicado Misionero invita además a todos los laicos de OMP, Institutos Misioneros y religiosos, asociaciones y grupos diocesanos a unirse y realizar un servicio de comunión y participación misionera en cada uno de sus países e iglesias locales.

Para ello les invitan a organizarse desde las instancias misioneras para responder a las necesidades y retos de la misión por medio de la animación, formación y colaboración del laicado misionero.

Finalmente, los participantes invitaron a todos los laicos del continente a prepararse para el III Encuentro Continental que tendrá lugar en Panamá en el año 2005, viviendo la «vocación con gozo y esperanza, asumiendo la misión desde la experiencia martirial, pequeñez y pobreza como granitos de mostaza, para dar una respuesta misionera, desde el Evangelio al mundo actual».