Molucas: Pánico ante la posibilidad de nuevos ataques islámicos

Los guerrilleros de la «guerra santa» atacan todo tipo de objetivos

| 794 hits

ROMA, 17 julio (ZENIT.org).- En la tarde de hoy se pudieron escuchar algunas explosiones y algunos disparos de arma de fuego en Diponegoro, barrio de Ambon (capital de las Molucas, Indonesia), pero la situación parecía estar bajo control. Lo ha referido a la agencia misionera Misna el padre Kees Böhm, misionero del Sagrado Corazón de la diócesis de Ambon.



La mañana fue tranquila, después de que en el fin de semana los musulmanes atacaran a las comunidades cristianas provocando unas veinte víctimas.

«En estos momentos --continúa diciendo el religioso-- los guerrilleros que luchan por la "guerra santa" no se limitan a exterminar a los cristianos civiles, sino que tratan de destruir las instituciones y lugares públicos. Ayer, por ejemplo, asaltaron tres bancos: el BII (Bank International Indonesia), el Danamon Bank y el Arta Graha Bank: los dos últimas quedaron seriamente destruidos, mientras que el primero sólo experimento ligeros daños».

«En días pasados --recuerda el padre Böhm--, los guerrilleros asaltaron la Universidad de Poka, así como hospitales, estaciones de Policía, y sedes institucionales de todo tipo. En estos momentos, su idea fija es destruir completamente las Molucas».

La diócesis católica de Ambon ha repetido en varias ocasiones que una parte del ejército simpatiza con los rebeldes musulmanes: ayer un reportaje televisivo confirmaba estas afirmaciones, mostrando a algunos soldados que combatían hombro a hombro junto a los guerrilleros islámicos.

El presidente indonesio, Abdurrahman Wahid, declaró hoy que podría ser necesaria una intervención internacional para detener la violencia en el archipiélago, algo que pide una comisión de varias confesiones cristianas, de la que forma parte del obispo católico en Ambon, monseñor Pedro Canisio Mandagi, que actualmente se encuentra en Inglaterra.