Mons. Celli: "Comunicar significa tomar conciencia de que somos humanos"

Mensaje del presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales al I Congreso Internacional sobre evangelización digital. Organizado por iMisión, se ha celebrado este fin de semana en Madrid

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 607 hits

Los días 4, 5 y 6 de abril, se ha celebrado en Madrid el I Congreso Internacional sobre evangelización digital, organizado por iMisión con el título “Misioneros en un mundo enREDado”. 

En el programa de este foro de expertos, han participado el autor de la cuenta de Twiter del papa, Gustavo Entrala; el sacerdote jesuita Antonio Spadaro; la profesora de comunicación de la Universidad Carlos III, Susana Herrera, y el obispo de San Sebastián, Mons. José Ignacio Munilla, entre otros. 

Además, el presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Mons. Claudio María Celli ha saludado a los participantes a través de una videocoferencia desde el Vaticano, y les ha invitado a una cultura del encuentro, a dar testimonio con la vida y a una formación permanente.

La reunión ha contado también con diferentes mesas redondas y talleres prácticos sobre temas como "Community Management", "gestión de Redes Sociales" y "blogs para evangelizar".

Por su interés, reproducimos el contenido íntegro del video mensaje de Mons. Celli:

Deseo saludar a todos los participantes de este I Congreso de Evangelización en Internet organizado por los jóvenes de “iMisión”.

Mi saludo al iniciar este su congreso, quiere ser una voz de aliento a todos vosotros que queréis vivir el Evangelio en cada uno de los ámbitos en los que os encontráis; en particular en el nuevo ambiente digital habitado por cientos de miles de personas, y donde los cristianos estamos llamados  a “ayudar a las personas de hoy a descubrir el rostro de Cristo” (cf. Benedicto XVI, Mensaje para la 44ª Jornada Mundial de las comunicaciones sociales 2010).

Entre las posibilidades que ofrece la comunicación digital, una de las más importantes tiene que ver con el anuncio del Evangelio. Es claro que no es suficiente adquirir competencias tecnológicas, aunque estas sean importantes. Se trata, sobre todo, de encontrar hombres y mujeres reales, muchas veces heridos o confundidos, para ofrecerles verdaderas razones de esperanza. Este anuncio requiere relaciones humanas auténticas  y directas para dar lugar a un encuentro personal con el Señor. Por lo tanto, la tecnología no es suficiente.

Esto no significa que la presencia de la Iglesia en la red sea inútil; todo lo contrario, es indispensable estar presente, siempre con un estilo evangélico, en este – que para tantos jóvenes – se ha transformado en una especie de ambiente de vida,  para reactivar las preguntas que no se pueden borrar del corazón sobre el sentido de la existencia, e indicar el camino que conduce a Aquel que es la respuesta, la Misericordia divina hecha carne: el Señor Jesús. (cf. Papa Francisco, discurso a los participantes de la Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para los laicos, diciembre 2013)

Seguramente, durante su congreso podrán conocer muchos aspectos técnicos sobre las bondades y  peligros con los que se  pueden encontrar en Internet, concretamente en las redes sociales que es el espacio donde vosotros estáis más activos. Sin embargo, deseo recordaros que la comunicación no son los instrumentos, las técnicas o estrategias de persuasión. La comunicación, en definitiva, es la constante dinámica de donación de nosotros mismos, permaneciendo dispuestos a acoger a lo que otros nos ofrecen.

Así, deseo dejaros estas tres imágenes para su reflexión:

Sed promotores de la Cultura del Encuentro

El Santo Padre Francisco nos ha regalado una reflexión muy bella con motivo de la próxima jornada mundial de las comunicaciones sociales, presentándonos una nueva clave de lectura para la parábola del buen samaritano, exhortando a los comunicadores a hacernos “prójimos”; Papa Francisco nos indica que el buen samaritano no sólo se acerca, sino que se hace cargo del hombre medio muerto que encuentra al borde del camino. Por lo tanto, comunicar significa tomar conciencia de que somos humanos, hijos de Dios y que tenemos que construir una Iglesia que sea casa de todos.

Os invito a preguntaros si vuestra comunicación es aceite perfumado para el dolor y vino bueno para la alegría. (Cf. Papa Francisco, Mensaje para la 48 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 2014)

Llamados a dar testimonio

Estamos llamados a ser testigos coherentes de la fe que profesamos, teniendo en cuenta que nuestra vocación misionera no tiene que ser vivida como un expansionismo beligerante, sino como una voluntad de donarse a los demás siendo disponibles y pacientes para atender las necesidades, preguntas y dudas de tantas personas que buscan la verdad y el sentido de su existencia (Cf. Benedicto XVI, Mensaje para la XLVII Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, 2013); Papa Francisco, en este sentido, nos está dando grandes lecciones de apertura coherente y respetuosa a quien no necesariamente piensa como nosotros.

Formación 

Finalmente, es necesario seguir creando espacios de formación ante las transformaciones técnicas, sociales y culturales que estamos viviendo. Como miembros activos  de la Iglesia tendremos que conocer los nuevos lenguajes y reconocer el contexto donde realizaremos nuestra misión.  Gracias a la formación permanente podremos “saber ser y saber estar” en los nuevos ambientes comunicativos donde estamos llamados a vivir nuestra fe.

Precisamente, por este motivo he querido enviar este saludo a todos los participantes de este congreso, con el auspicio que durante estas jornadas tengáis la oportunidad de compartir y enriquecerse mutuamente.

Que Dios bendiga vuestro trabajo.

+ Claudio María Celli
Presidente

***

iMisión es una iniciativa que cuenta ya con más de un año de vida. Fundada por el sacerdote marianista Daniel Pajuelo y la religiosa de la Pureza de María, Xiskya Valladares, está coordinado por un grupo de religiosos y seglares.

Presente en Twitter con 8.600 seguidores y en Facebook con 7000 amigos, entre sus objetivos, "busca tejer una red de católicos comprometidos con la evangelización en Internet, ofrecerles formación y favorecer el encuentro y la reflexión".

Su principal inspiración es la doctrina de la Iglesia en el terreno de los medios de comunicación y el mayor ejemplo el papa Francisco, que supera los cuatro millones de seguidores en su cuenta de Twitter en lengua española.

Uno de los frutos de iMision es el "iDecálogo" para evangelizar en las redes, que ha sido traducido a cinco idiomas y está disponible para su descarga en la web del grupo www.imision.org.

Para más información: http://congreso.imision.org