Monseñor Bargalló desempeñó su cargo con dedicación pastoral y compromiso personal

Carta de Caritas Argentina

| 1481 hits

BUENOS AIRES, martes 3 julio 2012 (ZENIT.org).- En relación a la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Merlo-Moreno, Argentina, presentada por monseñor Fernando María Bargalló,que fue preseidente de Caritas Argentina hasta noviembre de 2011, Caritas Argentina ha escrito una carta en la que valora la labor realizada por el obispo al margen de la polémica por unas controveridas fotos.

Hace unos días, la prensa argentina publicó fotos de monseñor Fernando María Bargalló en una playa de México con una mujer. Posteriormente Bargalló aseguró a un canal de televisión argentino que la mujer era una amiga de la infancia y que eran fotos de hacía dos años y pidió "perdón" si alguien se ha podido sentirse escandalizado, a la vez que insistió en su "compromiso con Dios y con la Iglesia". El pasado día 23, Bargalló anunció que había presentado su renuncia al cargo en la Nunciatura de Buenos Aires.

En su carta a las Caritas Diocesanas, Caritas Argentina afirma, en relación a los hechos por todos conocidos referidos a monseñor Fernando Bargalló, quien fuera presidente de Cáritas Argentina hasta noviembre de 2011, difundidos a través de los medios de comunicación, compartir lo siguiente: "Queremos destacar que monseñor Fernando Bargalló desempeñó su cargo en Cáritas Argentina durante seis años con dedicación pastoral y compromiso personal, animando los procesos de trabajo de las comunidades y alentando el servicio a los más pobres desde el espíritu evangélico.

Valoramos y agradecemos su honestidad y hombría de bien en su servicio en estos años, su entrega generosa a la tarea de Cáritas y su compromiso con los más pobres. Rezamos y acompañamos a él y su diócesis en este momento doloroso".

"Por otra parte --añade--, nos duele y preocupa que estos hechos pongan en tela de juicio el manejo responsable, serio y transparente de los fondos que administra Cáritas Argentina. Transparencia avalada, además, por una auditoria externa de nivel internacional completamente independiente.

En el actual contexto, es oportuno recordar que la Presidencia de Cáritas Argentina es una función ad - honorem por lo cual los obispos a cargo no perciben remuneración alguna y tampoco manejan los fondos de la institución".

"Lamentamos profundamente --conluye- las implicancias que esta situación está generando, y que ciertamente conmueve la vida de nuestra Iglesia en general y de Cáritas en particular.

Conforme al espíritu que anima nuestra tarea, queremos alentarlos a poner nuestra mirada en aquello que nos convoca: el servicio a los más necesitados. Pidiéndole a Jesús que siga animando nuestra misión".

Firman la misiva Gabriel Castelli, director de Caritas Argentina y monseñor Óscar Ojea, presidente de Cáritas Argentina.