Monseñor Barros Madrid, nuevo obispo castrense de Chile

| 1083 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 11 octubre 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha nombrado como nuevo obispo castrense de Chile a monseñor Juan Barros Madrid, hasta ahora obispo de Iquique, según informó este sábado la Sala de Prensa de la Santa Sede.



Monseñor Barros Madrid sucede en el cargo a monseñor Pablo Lizama, quien ha sido nombrado arzobispo coadjutor de Antofagasta.

Al hacerse pública la noticia, el nuevo obispo castrense declaró: «Me he encomendado especialmente también a nuestro querido Beato el Padre Alberto Hurtado, insigne constructor de nuestra sociedad que como joven vistió el uniforme militar, sacerdote santo que recorrió Chile como una "visita de Dios’ Pidámosle que nos ayude a crecer en esa profunda espiritualidad cristiana que es base para el más integral servicio evangelizador».

Monseñor Juan Barros Madrid nació en Santiago el 15 de julio de 1956. Estudió en el Colegio San Ignacio, sección El Bosque, y desde esa época se integró en la juventud de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, de Providencia, guiado espiritualmente por el Padre Fernando Karadima Fariña.

Estudió en la Pontificia Universidad Católica de Chile Ingeniería Comercial. Después de cursar los tres primeros años, entró al Seminario Pontificio Mayor de Santiago el 12 de abril de 1977. Fue ordenado Diácono el 3 de diciembre de 1983.

Fue secretario privado del arzobispo de Santiago, monseñor Juan Francisco Fresno, desde 1983, quien lo ordenó Presbítero el 29 de junio de 1984. Ya en calidad de sacerdote, continuó como secretario privado del arzobispo y luego cardenal hasta el año 1990. Al mismo tiempo, cooperó en la Parroquia del Sagrado Corazón – El Bosque, e inició sus estudios de Licenciatura en Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Asumió como Párroco en Nuestra Señora de la Paz, en el Decanato de Ñuñoa, el 22 de abril de 1990, sin abandonar sus estudios universitarios, y luego de tres años asumió como Párroco de San Gabriel, en el Decanato Pudahuel - Sur de la zona oeste de Santiago, el 21 de marzo de 1993. En mayo de ese mismo año fue nombrado Director del Área Eclesial de la Conferencia Episcopal de Chile. En noviembre de 1994 obtuvo su Licenciatura en Teología.

El Santo Padre Juan Pablo II lo nombró Obispo titular de Bilta y Auxiliar del Obispo de Valparaíso el 12 de abril de 1995. Fue consagrado Obispo en la Catedral de Valparaíso el 29 de junio de 1995. Allí se desempeñó como Obispo Auxiliar de monseñor Jorge Medina Estévez, de monseñor Francisco Javier Errázuriz Ossa, y de monseñor Gonzalo Duarte García de Cortázar.

En el año del Jubileo de 2000, el Papa Juan Pablo II lo nombró obispo de Iquique el 21 de noviembre, misión que asumió el 27 de diciembre de ese año, ante la presencia del cardenal Juan Francisco Fresno, el nuncio apostólico monseñor Luigi Ventura, el arzobispo de Santiago y presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, el cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa, y varios obispos.

El Vicariato Castrense de Chile fue erigido por el Papa San Pío X el 3 de mayo de 1910 para la atención pastoral de los miembros de las Fuerzas Armadas en servicio activo y su familia inmediata y dependiente (y posteriormente para Carabineros de Chile).

El obispo castrense ejerce su jurisdicción personal, no territorial, con la colaboración de un clero compuesto por presbíteros seculares y religiosos puestos a su disposición por los Obispos diocesanos o por los respectivos superiores religiosos, según el caso.