Monseñor Blázquez: "España debe mucho a Adolfo Suárez"

Pésame de la Conferencia Episcopal Española a la familia del primer presidente de la democracia en España

Madrid, (Zenit.org) Redacción | 480 hits

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Ricardo Blázquez Pérez, ha enviado una carta de condolencias a los familiares de don Adolfo Suárez González, primer presidente de la democracia en España, fallecido este domingo a los 81 años. En la carta enviada, monseñor Blázquez expresa su afecto y condolencias "en nombre de todos los obispos miembros de la Conferencia Episcopal Española".

Suárez fue el primer presidente del Gobierno del periodo democrático de España y persona clave en la transición política con la que el país cerró cuarenta años de dictadura franquista. Adolfo Suárez, tras más de diez años padeciendo Alzheimer, falleció el domingo 23 de marzo, tras dos jornadas en las que su salud había empeorado y todo el país estaba pendiente de su estado.

Don Adolfo, afirma el presidente de los obispos españoles "nos deja como político un gran testimonio para la vida pública. Con discreción, y al mismo tiempo con firmeza, fue un hombre de profundas convicciones cristianas que también en su vida privada fueron decisivas para afrontar con entereza y esperanza numerosas dificultades personales".

Asimismo, monseñor Blázquez reconoce que "España le debe mucho, por su contribución singular a la reconciliación y a la recuperación de las libertades fundamentales y a la democracia, en una etapa histórica particularmente importante de la que todos somos beneficiarios". Y añade que "no podemos olvidar que, entre otras muchas cosas, fue con él como Presidente del Gobierno, cuando en 1979, se firmaron los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español, que constituyen el marco normativo en el que se vienen desarrollando eficazmente las relaciones entre la Iglesia y el Estado".

La misiva finaliza elevando "a Dios nuestra oración por su eterno descanso y, particularmente, al compartir con D. Adolfo Suárez la condición de abulense, le pido a la Virgen, Nuestra Señora de Sonsoles, que conforte a sus familiares".

La capilla ardiente se ha abierto al público a las 12.30 horas en el Congreso de los Diputados, donde también han acudido a darle un último adiós los reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía; el actual presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, y los que fueron sus sucesores como presidentes -Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero-, así como muchos otros representantes del ámbito político, empresarial o periodístico.

El entierro de Suárez tendrá lugar mañana, martes 25 de marzo, en la Catedral de Ávila, donde descansarán sus restos.