Monseñor Ricardo Blázquez, nuevo presidente de los obispos españoles

El programa del presidente de la CEE: imitar a Cristo y responder a las prioridades marcadas por el Papa. El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, nuevo vicepresidente del episcopado

Madrid, (Zenit.org) Iván de Vargas | 685 hits

El arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez Pérez, ha sido elegido este miércoles presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE). De esta forma, monseñor Blázquez, que sucede en el cargo al cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, retoma el puesto que ya ocupó durante el trienio 2005-2008. 

El arzobispo de Valladolid ha obtenido en primera votación un total de 60 sufragios en una elección en la que han intervenido 79 de los 80 obispos que tienen derecho a voto. En una siguiente votación, el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro Sierra, ha sido elegido vicepresidente de la CEE para el trienio 2014-2017.

Monseñor Blázquez llega a la presidencia del episcopado español "sin un programa", pero con la idea clara de tender la mano a los obispos para "diseñar un camino entre todos y entre todos recorrerlo".

Sus primeras palabras ante los medios de comunicación, momentos después de ser elegido han sido de "gratitud y afecto" al episcopado por la "confianza que han depositado en mí". "Hay trabajos que se aceptan desde las convicciones más profundas que son la fe en Jesucristo, el ministerio apostólico y el servicio a todos los hombres y mujeres de nuestra sociedad", ha asegurado el prelado de origen abulense.

En rueda de prensa, el nuevo presidente de la CEE ha destacado que una de las prioridades de la Iglesia en España será "convertir en tema de reflexión las prioridades que nos viene mostrando el Papa". "Desde el principio ha manifestado cómo el amor de Dios se tiene que testificar con amabilidad, mostrando la dimensión humana del Evangelio, que aparece con especial nitidez en las situaciones de mayor postración de las personas", ha recordado. Y los obispos españoles "siempre hemos sintonizado sin fisuras con el Papa y queremos continuar haciéndolo", ha indicado.

Para ello, monseñor Blázquez ha propuesto una Iglesia que sea "una casa de puertas abiertas" cercana a "las personas que necesitan comprensión, apoyo y compañía". "Lo fundamental de nuestra misión es transmitir la fe a todas las generaciones. La evangelización es la dicha y la meta fundamental de la Iglesia. En el Evangelio aprendemos a adorar a Dios y a los más necesitados", ha insistido el recién elegido presidente de los obispos españoles, quien ha definido su estilo de gobierno como el de una persona que intenta "imitar a Jesucristo".

En el breve turno de preguntas, pues todavía siguen los trabajos de la 103 Asamblea Plenaria de la CEE, el arzobispo de Valladolid ha pedido respeto para la vida en todo su trayecto y todas sus circunstancias.

Además, monseñor Blázquez ha agradecido el "servicio muy largo que ha prestado a la Iglesia" su predecesor en el cargo, el cardenal Rouco, al que le une la amistad personal desde que coincidieron en la facultad de Teología en Salamanca, donde uno era profesor y el otro vicerrector. 

El nuevo presidente de la CEE nació en Villanueva del Campillo (Ávila) el 13 de abril de 1942. Realizó sus estudios en los seminarios Menor y Mayor de Ávila (1955-1967) y fue ordenado presbítero el 18 de febrero de 1967. Obtuvo el doctorado en Teología por la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma (1967-1972) y también estudió en universidades alemanas.



Fue secretario del Instituto Teológico Abulense (1972-76), profesor (1974-1988) y decano (1978-81) de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, así como vicerrector de la misma. El 8 de abril de 1988 fue nombrado obispo auxiliar de Santiago de Compostela, recibiendo la ordenación episcopal en esa catedral el 29 de mayo siguiente. El 26 de mayo de 1992 fue designado obispo de Palencia y el 8 de septiembre de 1995 obispo de Bilbao. 

El 13 de marzo de 2010 se hizo público su nombramiento por el papa Benedicto XVI como arzobispo de Valladolid. Tomó posesión de la diócesis el 17 de abril del mismo año.



En la Conferencia Episcopal Española ha ejercido de vicepresidente desde 2008 hasta hoy. 

Además ha sido miembro de la Comisión para la Doctrina de la Fe (1988-1993) y de la Comisión Litúrgica (1990-1993), y presidente de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe (1993-2003) y de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales (2002-2005), así como Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca (2000-2004).

 El 8 de marzo de 2005 fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal Española, y el 4 de marzo de 2008 pasó a ser vicepresidente de la misma.