Monseñor Roncalli robó el corazón de Estambul

Una delegación de Turquía estuvo presente en la beatificación de Juan XXIII

| 620 hits

ROMA, 4 sep (ZENIt.org).- Si «para abrir ventanas hacia el mundo» el Papa Juan XXIII convocó el Concilio Vaticano II, monseñor Angelo Roncalli, joven diplomático, comenzó prontísimo a lanzar puentes entre las naciones. Cuando era delegado apostólico en Estambul construyó entre el 35 y el 44 un auténtico acueducto sobre el Bósforo que sirvió para abrir unir a Oriente con Roma.



En aquellos años, su actividad no era comprendida por muchos. Sin embargo, en 1936, escribía en su «Diario de un alma»: «De aquí a algunos años me lo agradecerán seguramente». Roncalli, ciertamente era diplomático pero sobre todo era pastor y hombre de paz. Turquía no lo ha olvidado, es más ahora da las gracias al «Papa amigo», hoy beato. Ayer, en la plaza de San Pedro, estaba también Istemihan Talay, ministro de Cultura de Ankara, como jefe de la delegación turca, que fue luego recibida por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, y por el cardenal Paul Poupard, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura.

«Durante diez años, Roncalli vivió en Estambul como huésped digno de estima, respetado y admirado, sin poder sin embargo establecer relaciones directas con el gobierno del país», escribe su fiel secretario, monseñor Loris Capovilla, en el prólogo a la biografía «Jean XXIII ami des turcs », escrita por Rinaldo Mamrmara, publicada para la ocasión por el Ministerio de Cultura turco.

Desde entonces, mantuvo una extraordinaria relación con Numan Rifat Menemencioglu, embajador turco, quien conviviría después con él en París e iría a visitarle a Venecia. «Algún año después --sigue diciendo Capovilla-- Menemencioglu se congratuló con Roncalli por su elección al pontificado y previó el desarrollo de nuevas relaciones más estrechas entre la nación turca y el Vaticano». La Puerta de Oriente estaba de verdad más cercana: el 11 de abril de 1960 Nureddin Vergin, primer embajador turco ante la Santa Sede presentaba las credenciales a Juan XXIII.

Roncalli, tras la ceremonia de beatificación, será conmemorado oficialmente también en Estambul, del 8 al 11 de diciembre, con un congreso en el que participarán monseñor Capovilla y el historiador Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio. La visita de estos días al Vaticano ha dado también la ocasión al ministro de Cultura turco para renovar su invitación a Juan Pablo II para que visite su país.