Monseñor Sgreccia: Castidad y fidelidad, estrategia segura para prevenir el sida

Constata que investigaciones científicas no garantizan la eficacia del preservativo

| 1245 hits

CIUDAD DEL VATICANO, jueves, 17 febrero 2005 (ZENIT.org).- La estrategia segura para prevenir la difusión del sida se basa en la castidad y en la fidelidad, que los católicos viven en el seno del matrimonio, afirmó este jueves el presidente de la Academia Pontificia para la Vida.



El obispo Elio Sgreccia desaconsejó el preservativo como medio de prevención pues, entre otras cosas, no asegura la inmunización ante el contagio.

El prelado afrontó el argumento al responder a las preguntas que le plantearon los periodistas durante la rueda de prensa de presentación de la próxima asamblea de la Academia que preside y que tendrá lugar en el Vaticano del 21 al 23 de febrero.

El prelado explicó que para orientar la conciencia de los fieles en esta materia, la Iglesia recuerda dos preceptos: «el amor conyugal, es decir, la sexualidad orientada al matrimonio --que implica que todo acto que tiene lugar fuera del contexto sacramental no pueda ser apreciado--, y la protección de la vida».

«En una palabra, hay que tener en cuenta tanto el sexto como el quinto mandamiento», afirmó.

«La visión natural del uso de la sexualidad en el seno del matrimonio, que implica el respeto de los principios de la castidad y de la fidelidad es, según el parecer de todos, el camino capaz de prevenir el contagio del sida, y como tal debe ser estimulada, aprobada y alentada», añadió.

Por lo que se refiere al preservativo, monseñor Sgreccia preguntó a los periodistas: «pero, ¿estamos realmente seguros de que inmuniza ante el contagio?».

«Las investigaciones realizadas dicen que no --respondió--. Por tanto, ante el riesgo de enviar al contagio a una persona, aunque sea utilizando un elemento técnico que podría resultar insuficiente, la moral de la Iglesia sigue prefiriendo la castidad y la fidelidad».

Come confirmación de la propuesta de la Iglesia, el obispo citó un artículo publicado en «Science» sobre la experiencia de Uganda: «Este país ha optado por la estrategia de la educación y de un comportamiento basado en la castidad y en la fidelidad conyugal. Esto ha producido un descenso en el índice de contagios».