Multitudinaria eucaristía en Santuario de Los Andes: "Es un abrazo de los jóvenes de Chile a Jesucristo y su Iglesia"

Más de cien mil personas participaron de la misa tras la peregrinación al Santuario de Santa Teresita y que además, dio término al paso de la Cruz Misionera por la arquidiócesis, tras dos años de Misión Joven

Roma, (Zenit.org) Redacción | 805 hits

Cien mil jóvenes y sus familias, tras recorrer 27 kilómetros, llegaron al Santuario de Santa Teresita en Los Andes para celebrar la eucaristía junto al arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati. La de este año es la peregrinación número 23 que se realiza como camino de santidad de Chacabuco al Carmelo.

La peregrinación estuvo marcada por el paso de la Cruz de Chile Misionera por cada rincón de la arquidiócesis y fue signo de los dos primeros años de la Misión Joven.  De hecho, su imagen fue central durante la Eucaristía.

"Quisiera dejarles un mensaje muy sencillo, pero central: la Iglesia joven está llamada a plantar la cruz de Cristo, no la del dolor, sino la de la resurrección", afirmó el arzobispo durante su homilía. Además, añadió que "plantar la cruz de Cristo significa tener los ojos abiertos ahí donde se necesita conocer el mensaje de vida abundante que el Señor nos ha regalado".

Frente a la multitud, el prelado enfatizó que "sin fe, Chile no tiene futuro, sin jóvenes llenos de fe que anuncien al Señor en el corazón de nuestra sociedad, Chile no tiene futuro", al tiempo en que los alentó a participar de las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias. "Que cada uno sienta la responsabilidad de aportar con su voto a la construcción de un país más justo, fraterno y que acoja lo valores de la fe", les exhortó.

El arzobispo, además, hizo especial mención a los llamamientos del papa Francisco durante la última Jornada Mundial de la Juventud en Brasil: "No se queden en el balcón"- les dijo- reiterando que no deben tener miedo de meterse en el ámbito de la construcción de la ciudad y de la sociedad en general.  Por último, destacó la presencia de peregrinos de todo el país en la celebración: "Cuando llegué me he encontrado con hermanos y hermanas que vienen desde el extremo norte hasta Punta Arenas, esa gran presencia de ustedes es un abrazo de los jóvenes de Chile a Jesucristo y su Iglesia", afirmó.

Minutos antes de la misa, el himno de la Misión Joven sonó con más y los cien mil asistentes al Santuario, se pusieron de pie, listos para seguir la coreografía que venía desde el escenario central. "Caminemos con Jesús, para dar vida a los pueblos…", el ritmo hizo bailar a sacerdotes, religiosos, consagrados y por su puesto, a los jóvenes en el flashmob más grande realizado en Chile. 

Al final, monseñor Ezzati bendijo las piezas de la Cruz Misionera que llevaron los jóvenes a la peregrinación, "esforcémonos por mantener encendido el misterio misionero que está cruz representa", dijo.

Por último, entregó el olivo que se bendijo durante el partido Chile- Ecuador, y que forma parte de una invitación que ha hecho el papa Francisco para promover el deporte. El padre Rodrigo, rector del santuario, recibió el árbol que será plantado en la casa de Santa Teresita.

Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago