Nacen 7 nuevos seminarios diocesanos misioneros Redemptoris Mater

Los nuevos seminarios del Camino Neocatecumenal se encuentran en EEUU, Canadá, Brasil, Venezuela, Uganda, Ucrania e Italia

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1467 hits

El Camino Neocatecumenal acaba de finalizar una convivencia de seminaristas en Italia en la que han participado 357 nuevos provenientes de todo el mundo y en la que han nacido 7 nuevos seminarios diocesanos misioneros Redemptoris Mater. En total, son ya 100 los seminarios de estas características que están presentes en los cinco continentes. Los nuevos seminarios corresponden a Filadelfia (USA), Vancouver (Canadá), Belén (Brasil), Carúpano (Venezuela), Kampala (Uganda), Úzhgorod (Ucrania) y Campobasso (Italia).
 
Durante la convivencia, estos 357 jóvenes fueron distribuidos en los cien seminarios en los que a partir de ahora comenzarán a formarse y a estudiar para el ministerio presbiteral al servicio de la Nueva Evangelización. En la convivencia también participaron el cardenal Christoph Schönborn y varios obispos, entre ellos el arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput; el obispo de Carúpano, Jaime Villaroel y el obispo greco-católico de Úzhgorod, Milan Shashik.
 
En un comunicado explican que los estatutos del Camino, aprobados por la Santa Sede en 2008, señalan que “el Camino Neocatecumenal, como todo verdadero itinerario de catequesis, es también un medio para suscitar vocaciones sacerdotales y de especial consagración a Dios en las diferentes formas de vida religiosa y apostólica, y para suscitar en el corazón de cada uno la específica vocación misionera”.  Por ello, “es también un instrumento que se ofrece al servicio de los obispos para la formación cristiana de los candidatos al presbiterado”.

Los Seminarios diocesanos y misioneros Redemptoris Mater son erigidos por los obispos diocesanos, de acuerdo con el Equipo Responsable internacional del Camino, y se rigen según las normas vigentes para la formación e incardinación de los clérigos diocesanos y según estatutos propios, de conformidad con la Ratio fundamentalis institutionis sacerdotalis. En ellos, los candidatos al sacerdocio encuentran en la participación en el Camino Neocatecumenal un elemento específico y básico del iter formativo y, al mismo tiempo, son preparados a la “genuina opción presbiteral de servicio al entero Pueblo de Dios, en la comunión fraterna del presbiterio”.

De esta forma, el Camino Neocatecumenal hace presente las palabras de Juan Pablo II en el VI Simposio del Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa en 1985, en el que afirmó que “se debe comenzar la evangelización invocando al Espíritu y buscando allí donde está soplando. Algunos síntomas de este soplo del Espíritu están hoy ciertamente presentes en Europa. Para encontrarlos, sostenerlos y desarrollarlos es necesario dejar esquemas atrofiados para ir allí donde se inicia la vida, donde vemos que se producen frutos de vida según el Espíritu”.