Nadie en la Santa Sede ha emprendido una campaña para «rehabilitar» a Judas

Entrevista con monseñor Walter Brandmüller, presidente de la Comisión Pontificia de Ciencias Históricas

| 659 hits

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 18 enero 2006 (ZENIT.org).- La Santa Sede no ha emprendido ninguna campaña para rehabilitar a Judas, el apóstol que entregó a Jesús por un puñado de monedas, asegura un representante vaticano al que medios de comunicación le atribuyen palabras que nunca pronunció.



La cuestión surgió tras la noticia de que la «Maecenas Foundation for Ancient Art» de Basilea (Suiza) y la revista «National Geographic» tendrían intención de publicar en Pascua --en francés, inglés y alemán--, el contenido de un manuscrito del siglo I, con el evangelio apócrifo de Judas. De este escrito, se tenía noticia hasta ahora sólo por San Ireneo, obispo del siglo II.

La anunciada publicación ha encendido en Italia un debate sobre la figura de Judas Iscariote, el apóstol que traicionó a Jesús. El diario turinés «La Stampa», en un artículo publicado el 11 de enero, reveló que, según algunas indiscreciones, el manuscrito apócrifo llevaría a una revalorización de Judas, quien habría colaborado en el diseño de salvación de Dios para la humanidad con la crucifixión de Jesús.

En este sentido, «La Stampa» citaba los comentarios del escritor Vittorio Messori y de monseñor Walter Brandmüller, presidente de la Comisión Pontificia de Ciencias Históricas.

Y, basado en estos argumentos, el diario «The Times» de Londres publicó el 12 de enero un artículo en el que mantiene que monseñor Brandmüller estaría liderando una campaña desde el Vaticano para convencer a los creyentes de la bondad de Judas.

El artículo de «The Times» afirma también que algunos estudiosos de la Biblia están convencidos de que la visión negativa de Judas ha sido influenciada por textos antisemitas.

Para aclarar el sentido y las implicaciones del asunto, Zenit ha entrevistado al mismo monseñor Brandmüller.

--«The Times» ha escrito que usted lidera una campaña para rehabilitar a Judas... ¿Es verdad?

--Brandmüller: Esta noticia no tiene ningún fundamento. Leyendo «The Times» descubrí que existe una campaña para rehabilitar a Judas y que yo sería el líder. No he hablado con «The Times». No puedo imaginar de dónde salió esta idea.

Respecto al manuscrito, hay que subrayar que los apócrifos pertenecen en gran parte a un género literario especial, una especie de novela religiosa que no puede ser considerado como fuente documental para la figura histórica de Judas.

Esperemos la edición crítica, que ciertamente será interesante desde el punto de vista de la historia de la literatura antigua, pero es imposible expresar juicios previos.

--¿Qué se sabe del evangelio apócrifo de Judas?

--Brandmüller: De un supuesto evangelio apócrifo de Judas, habló en torno a 180 después de Cristo Ireneo de Lyón («Contra los Herejes» l, 31,1). Más tarde, también Epifanio y un pseudo Tertuliano hablaron de ello. Según estas fuentes, el evangelio apócrifo de Judas debía ser un texto griego de origen gnóstico, escrito por la secta de los cainitas, a mediados del siglo II.

La secta gnóstica de los cainitas daba un valor positivo a todas las figuras negativas de las escrituras judías y cristianas, como la serpiente tentadora, Caín (de ahí su nombre), Esaú y Judas. El descubrimiento de este manuscrito es de todos modos muy interesante, desde el punto de vista del conocimiento de la literatura paleocristiana.

--Algunos sostienen que una eventual rehabilitación de Judas favorecería el diálogo con los judíos...

--Brandmüller: El diálogo entre la Santa Sede y los judíos prosigue provechosamente sobre otras bases, como recordó Benedicto XVI en la visita a la Sinagoga de Colonia, en el verano de 2005 durante la Jornada Mundial de la Juventud, y como subrayó este lunes en el encuentro con el rabino jefe de Roma.