Nepal: también hindúes y budistas participaron en la procesión de Cristo Rey

Con motivo de la conclusión del Año de la Fe. Lo organizó la Iglesia católica en Katmandú

Roma, (Zenit.org) Redacción | 643 hits

Miles de católicos, hindúes y budistas nepalís participaron el 23 de noviembre pasado en la procesión de Cristo Rey organizada por la Iglesia católica en Katmandú para celebrar la clausura del Año de la Fe, que en Roma concluyó el domingo con una misa solemne en la Plaza San Pedro. Lo indicó la agencia Asia News que precisó como fuentes locales subrayan la "gran dedicación" de la población que se ha adherido al evento interrumpiendo su trabajo y participando en la ceremonia a pesar del clima de tensión debido a las recientes elecciones de la Asamblea Constituyente.

Sacerdotes, religiosos, laicos y no cristianos han caminado rezando el Rosario e himnos desde por St. Mary School hasta la iglesia de la Asunción llevando velas, imágenes de Jesús, postales con la Biblia. Para la ocasión, la iglesia local ha revestido un coche especial descubierto en el que el p. Píus Perumana, Vicario de la diócesis, quien condujo la procesión con solemnes vestidos. En la celebración han participado otras comunidades de Katmandú incluso aquellos de Godavari, Baniyatar y Lubhu, que siguieron la procesión exhibiendo sus banderas y pancartas.

Soni Rana, una joven católica de 18 años de Baniyatar (periferia norte de Katmandú) dice a AsiaNews: "Estoy muy emocionada de haber participado en la procesión del Cristo Rey. Para mí fue un momento para glorificar a Dios y fortalecer mi fe en Dios". La niña también estuvo presente en la función organizada un año antes para la apertura del Año de la Fe. Subraya que este período de oración y reflexión fue crucial para ella, su familia y para sus amigos.

Después de la caída de la monarquía hindú en 2006, Nepal ha visto una apertura gradual de las religiones hinduistas, antes perseguidas. En el período después de la subida al poder de los maoístas (2008), varios grupos extremistas hindúes han realizado atentados y ataques contra las minorías religiosas. El más grave fue que contra la iglesia de la Asunción en Katmandú, el 23 de mayo de 2009 que cobró la vida de dos personas.

A pesar de estar prohibido el proselitismo, para reanimar el turismo el gobierno decidió en 2012 hacer de la Navidad un feriado nacional. Esto ha permitido a los cristianos mostrar imágenes y decoraciones sagradas en tiendas y exterior de iglesias y casas y organizar procesiones. Tal visibilidad ha llevado a muchos no cristianos a recibir el bautismo. Los católicos nepaleses son más de 10.000, 4.000 más que en 2006, el año de la proclamación del estado laico.