Net One, una red de profesionales para humanizar la comunicación

Congreso de ochocientos comunicadores en Castel Gandolfo

| 440 hits

CASTEL GANDOLFO, lunes, 8 noviembre 2004 (ZENIT.org).- El desafío que tienen ante sí los profesionales de la comunicación es el de promover el diálogo, la centralidad de la persona, y la comunión. Son tres de las conclusiones fundamentales del congreso internacional «El Silencio y la Palabra. La luz» convocado por Net One.



El encuentro se celebró entre el 5 y el 7 de noviembre en el Centro Mariapoli de Castel Gandofo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma.

«La creatividad puede volver a poner a la persona en el centro de los intereses de todos los comunicadores», afirmó Michele Zanzucchi, uno de los responsables Net One, red mundial de comunicadores y proyectos, surgida del carisma del Movimiento de los Focolares.

Chiara Lubich, iniciadora de los Focolares, no participó físicamente en el congreso, pero se hizo presente a través de una videoconferencia en la que presentó a «María como modelo de comunicación, estímulo y ejemplo para nosotros».

La socióloga brasileña Vera Araújo apostó por una «cultura de la comunicación en la que la persona, ser relacional, esté en el corazón».

Según Carla Cotignoli, portavoz de los Focolares, «las propuestas surgidas son diálogo entre comunicadores para un intercambio profesional, interrelación entre comunicación y sociedad civil, formación ética a través de actualizaciones culturales y prácticas profesionales en los diferentes continentes».

Cotignoli y el periodista argentino Héctor Lorenzo abrieron las sesiones de trabajo subrayando que «la dimensión del diálogo está inscrita en el ADN de todo ser humano, es la naturaleza misma de la comunicación».

En el congreso, que congregó a ochocientos profesionales y profesores de la comunicación de los cinco continentes, intervino el arzobispo John Patrick Foley, presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales para reivindicar la importancia del silencio en la comunicación.

«Para ser comunicadores creíbles del mensaje más importante que el mundo haya jamás recibido y pueda recibir debemos ser hombres y mujeres de silencio, de meditación silenciosa, de observación tranquila, de caridad discreta», afirmó el prelado estadounidense.

«Hoy en día muchos piensan y hablan con superficialidad, solo desde la superficie. Nosotros tenemos que hablar desde lo profundo de nuestro ser, desde la profundidad de nuestra fe», añadió.

En el congreso, la Family Theater Productions de Hollywood anunció que entregará el Premio «Life Achievement Award» a Chiara Lubich «por su utilización de los medios de comunicación en el desempeño de su extraordinario servicio a la Iglesia y a la familia, y porque ha inspirado a miles y miles de personas en 180 naciones del mundo llevándoles por la senda del diálogo y la fraternidad».

El congreso se organizó en cuatro grupos de estudio: información, cine y televisión, ciencias de la comunicación y edición de libros, nuevos medios y tecnologías de la comunicación. Este último grupo de trabajo celebró sus reuniones en la Agencia Espacial Europea de Frascati, localidad cercana a Castel Gandolfo.

En el congreso estuvieron representadas varias religiones --judaísmo, islam, hinduismo, budismo--, así como cristianos de otras confesiones.