Nicaragua: Llamado de los obispos a la familia para que eduque en valores a sus hijos

Carta Pastoral con motivo de la fiesta litúrgica dedicada a la primera célula de la sociedad

Roma, (Zenit.org) Redacción | 1297 hits

En la carta pastoral de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, cuyo tema central fue la familia, los pastores hacen un llamado a los padres y madres a que eduquen a sus hijos en valores éticos para que no sean víctimas del intento de parte del poder imperante en el país de “lavarles el cerebro” hacia una ideología a través de la diversión y el licor.

Los pastores expresan la preocupación de muchos padres y maestros porque en algunos colegios y medios de comunicación se atrae a los jóvenes a través del licor para adoctrinarlos.

El obispo auxiliar de la Archidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, al respecto señaló que sin duda hay un grupo de poder detrás de ello y lo que busca es “lavar el cerebro” a los jóvenes. Según el religioso, el poder lo está haciendo de una manera atractiva, pero sin pensar en el futuro de esa juventud.

“Esto es un atentado contra los derechos humanos, se está atentando contra el derecho de libertad de conciencia de los jóvenes y por eso instamos a los padres de familia a que en la educación que hoy brinden a sus hijos vaya incluido el discernimiento, la capacidad de juicio desde la ética y la fe, para que hoy los jóvenes no sean presa de una sexualidad personalizada, ni tampoco de centros de poder ideológico”, señaló monseñor Báez.

El obispo auxiliar de Managua Silvio José Báez dijo que ayer la Iglesia católica celebró el Día de la Sagrada Familia, en la cual Jesús, María y José son un ejemplo de cómo debe estar conformada esta institución.

En su Carta Pastoral los prelados señalan que el elemento más importante es la aceptación de la voluntad de Dios. Y ahí el amor, frutode la fe, es sacrificado y desinteresado.

Indican el planteamiento bíblico que “el principio originario de toda comunión humana es la creación del ser como varón y mujer, creados iguales en dignidad pero al mismo tiempo distintos y complementarios en su modo de existir”.

En la carta se afirma que esa manipulación de la niñez y la juventud es un escándalo social.Las críticas de los obispos se refieren a las fiestas a las cuales convoca el Gobierno, así como partidos de futbol, donde hay una gran concentración de jóvenes. En algunos casos estos jóvenes salen de sus escuelas para asistir a estas reuniones.

La carta episcopal llama a toda la familia a estar alerta ante cualquier ley en el presente o en el futuro en el cual se cambie el modelo de familia que promueve la moral cristiana.

Indican un gran riesgo de cambiar el concepto de familia producto del movimiento secular. Plantean que hay una promoción de un incorrecto concepto del matrimonio y al respecto consideraron que la educación imperante no ayuda a los padres a educar sobre la adecuada vivencia de la sexualidad.\r\n \r\n \r\n \r\nBáez en la homilía dedicada a la sagrada familia en la iglesia de Santo Domingo señaló que incluso se habla ahora de uniones de hecho y de parejas entre el mismo sexo que van contra la moral y la ética cristiana.\r\n \r\n \r\n \r\n“Hacemos un llamado a que los padres como parte de su responsabilidad, no solo al interior de la familia, sino como ciudadanos, no pueden estar a espaldas y desinteresados de cualquier proyecto de ley que atente contra el valor cristiano del matrimonio y de la familia”, señala Báez.

El obispo auxiliar dijo por su parte que la carta se refiere a la tergiversación del concepto de matrimonio y familia, por lo que llamaban a defender esta institución cuando es entre un hombre yuna mujer. A defender la vida desde el momento de la concepción.

Señaló que ideas como el amor libre y la convivencia entre personas del mismo sexo es inaceptable desde la moral cristiana. Aunque dijo que cualquier persona homosexual es aceptada y querida en la Iglesia.

Según él, una persona homosexual debe vivir su sexualidad en relaciones más vinculadas a la moral cristiana, aunque también dijo que por ser un tema complejo, cada caso debe verse de manera distinta.

“La carta tiene un tono positivo, eminentemente pastoral y profundamente propositiva desde la esperanza y el evangelio”, señaló monseñor Báez.

También lamentan los obispos que, debido a las condiciones económicas, las familias tengan que separarse y que padres y madres tengan que emigrar a otros países para buscar el sustento. En ese sentido, la el mensaje asegura que hay luces en torno a la familia, porque han advertido una renovada fe en torno al matrimonio.

“En los últimos años, en efecto, han florecido grupos, comunidades y movimientos comprometidos con el valor evangélico del matrimonio y de la familia”, señala la carta pastoral.