Niels Stensen, científico, beato y noruego

El Jubileo de los profesores universitarios organiza una exposición

| 1276 hits

ROMA, 7 sep (ZENIT.org).- En el ámbito de las celebraciones jubilares de los profesores universitarios, la diócesis de Tromsö y la Universidad de Tromsö, en Noruega, han organizado una exposición dedicada al beato Niels Stensen, abierta el lunes hasta el próximo 10 de septiembre, en la Pontificia Universidad Gregoriana, en Roma.



«Bello es lo que vemos, más bello lo que conocemos, pero con mucho es más bello lo que todavía ignoramos». Con estas palabras, Niels Stensen (1638-1686) médico y biólogo noruego, que vivió en el siglo XVII, beatificado en 1988, expresaba cómo la búsqueda de la verdad culminaba, para él, en el descubrimiento de la profunda unidad de ciencia y religión.

En el curso de la conferencia de apertura de la muestra, con el título «La Universidad para un nuevo humanismo», el padre Franco Imoda, rector de la Gregoriana, ha aclarado así el sentido auténtico: sobre el modelo ejemplar del beato Stensen, profesores y estudiantes de las Universidades del futuro están llamados a superar todo dualismo antropólogico para recuperar la natural comunión de las dos dimensiones, la fe y la razón, en cada ser humano. Y no es casualidad que, en el curso del encuentro, se haya presentado la edición de la Biblia Vulgata de 1596, a cargo de la casa editora «Scriptorium». Si se lee con espíritu de verdad, el Libro de Dios no está en contraste con el «libro de la naturaleza» y la investigación científica abre a la trascendencia.

Hemos preguntado al profesor Hans Kermit, uno de los organizadores, que nos aclare el mensaje que ha dejado Stensen a creyentes y científicos: «Creo que haya sido el único científico beatificado. Stensen buscaba la verdad detrás de cada cosa y la encontraba. Es, por tanto, un modelo de vida. Más que un estudioso, más que un científico, fue alguien que unificó ciencia y fe. Un católico que estudió la Biblia profundamente, la respetó, utilizó numeroso ejemplos bíblicos y en la Biblia encontró la Verdad».