Níger: La crisis alimentaria afecta a millones de personas

Caritas España responde con 150.000 euros al llamamiento

| 1533 hits

MADRID, miércoles 23 de junio de 2010 (ZENIT.org).- La red internacional de Caritas ha dado la voz de alerta ante la grave emergencia alimentaria que se registra de nuevo en la región del Sahel occidental, donde se está al borde de una tragedia humana debido a la grave escasez de alimentos.

Este viernes, se estimaba que al menos diez millones de personas pasan hambre en varios países del Africa subsahariana. Aunque Níger es el país más afectado, con ocho millones de personas en riesgo, Chad, Mali y Burkina Faso también se enfrentan a una acuciante escasez de alimentos.

Níger sólo dispone en estos momentos de la mitad de las reservas necesarias para alimentar a la población víctima de la escasez. Únicamente se han consignado 47.000 toneladas de ayuda alimentaria de las 85.000 solicitadas por las autoridades del país.

Así mismo, el sistema gratuito de salud pública de Níger está casi en la bancarrota, lo que tendría consecuencias devastadoras para los niños, ya que los programas para el tratamiento de la desnutrición son desarrollados a través de los centros de salud.

Como alertó Raymond Yoro, secretario general de Caritas Níger, “nos estamos enfrentando a una posible emergencia de supervivencia infantil, ya que 378.000 niños se encuentran en grave riesgo de padecer desnutrición aguda y 1,2 millones más en riesgo de desnutrición moderada”.

Caritas Internacional señaló que Níger se enfrenta a una escasez de alimentos más seria que la vivida durante la crisis de 2005. Entonces, recuerdan los responsables de Caritas, “la lección que aprendimos fue que los retrasos en la movilización de la ayuda cuestan vidas”.

Ante esta situación, Caritas Internacional ha redoblado su petición de ayuda a todas las Caritas donantes del mundo, con objeto de cubrir las necesidades del llamamiento de emergencia lanzado el pasado mes de mayo para recaudar los 2,9 millones de euros necesarios para financiar una operación humanitaria urgente en Níger.

Este programa de emergencia, al que Caritas España va a aportar una partida de 150.000 euros, contempla la distribución de ayuda alimentaria a un millón y medio de personas especialmente vulnerables, además de la puesta en marcha de proyectos de “dinero por trabajo” y de distribución de semillas, así como planes de atención prioritaria para 17.000 niños, mujeres embarazadas y madres primerizas.

Este programa de emergencia se va a desarrollar en Tillabéry, Agadés, Tahoua y Zinder, las regiones de Níger donde el déficit alimentario afecta ya al 35% de la población.

La irregularidad de las lluvias, las malas cosechas, el aumento en los precios de los alimentos y la pobreza crónica han contribuido a la escalada de la crisis alimentaria en 2010. La gente se ha estado enfrentando a una severa escasez de alimentos durante seis meses. Ahora dependen de medios extremos de adaptación que incluyen vender su ganado, comer alimentos silvestres, sacar a los niños de la escuela y abandonar sus hogares en busca de alimentos.