Nigeria: atentados causan once muertos y dañan la catedral

Ataques terroristas en el norte del país

| 2156 hits

MAIDUGURI, jueves 9 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Atentados terroristas en el norte de Nigeria han dejado esta semana once personas fallecidas y han dañado la catedral de Maiduguri.

“La Catedral de San Patricio se ha visto seriamente dañada, con ventanas y puertas destruidas, el edificio entero ha sido sacudido desde sus cimientos por la violencia de la explosión" declaró a la agencia vaticana Fides el obispo de Maiduguri, monseñor Oliver Dashe Doeme.

Un grupo armado hizo explotar una bomba en el entorno de la catedral este martes 7 de junio por la tarde.

El atentado se enmarca en una serie de ataques coordinados atribuidos por las autoridades locales a la secta Boko Haram (que en lengua hausa significa “la educación occidental es un pecado”).

También han quedado afectadas dos comisarías de policía. El balance de los atentados es de once muertos.

“La situación en Maiduguri es muy tensa”, explica monseñor Doeme, quien recuerda que "hace dos semanas, otra iglesia católica fue blanco de un ataque con explosivos, así como una escuela secundaria”.

Boko Haram ha provocado diferentes atentados en la zona. El 6 de junio, un líder religioso islámico que se oponía a la secta fue asesinado en un atentado en Biu, una ciudad situada al sur de Maiduguri.

Los desórdenes registrados en el norte de Nigeria tras las elecciones presidenciales del pasado mes de abril se deben a diferencias étnico-políticas no resueltas, según monseñor Callistus Onaga, obispo de Enugu, en la zona oriental del país.

Este prelado considera fundamental para el futuro del país garantizar a todos el acceso a la instrucción, especialmente a una serie de tribus que no conocen mucho más que el Corán.

Además, para monseñor Onaga, la convivencia puede ser pacífica solamente cuando no se margina al otro, sino más bien se le reconoce.