Nigeria: Los periodistas católicos piden libertad de expresión

Conclusiones de un encuentro convocado por Unda/OCIC/UCIP

| 511 hits

MAKURDI, 26 mar 2001 (ZENIT.org).- Los periodistas católicos de Nigeria han lanzado un vibrante llamamiento al gobierno del país para pedir libertad de expresión al concluir una reunión de tres días convocada por la Asociación de Profesionales de Medios Católicos y directores de medios diocesanos de comunicación de Nigeria.



El encuentro, con el tema «Medios electrónicos y valores en la era de la democracia», tuvo lugar los días 19 al 22 de marzo, en el Centro Pastoral Juan Pablo II de Makurdi --ciudad al sudeste de Abuja, capital de Nigeria--, capital del estado de Benue con unos cien mil habitantes.

Al término de las jornadas, los participantes emitieron un comunicado en el que, como miembros de la Asociación de Profesionales de Medios Católicos y Directores de Medios Diocesanos de Comunicación, expresaron su agradecimiento y reconocieron el coraje de los medios de comunicación nigerianos, que han desempeñado un papel crucial en la restauración de la democracia en Nigeria.

«Pedimos al actual Gobierno --añaden los periodistas y responsables de medios católicos, en el prólogo del comunicado-- que restaure la libertad de expresión y la libre circulación en el país».

Los participantes, que compartieron experiencias y deliberaron sobre temas relativos a la misión de la Iglesia, y al desarrollo de los pueblos que integran Nigeria, tomaron conciencia de las ventajas y desafíos de las nuevas tecnologías de los medios de comunicación.

El comunicado afirma entre otras cosas que los profesionales de los medios de comunicación católicos deben hacer todo lo posible «para apoyar a la Iglesia en su lucha contra el sida, la esclavitud infantil, la prostitución, el aborto y otras enfermedades sociales que amenazan convertir a nuestro país en una sociedad inhumana».

Los participantes animan a los profesionales de los medios de comunicación a desarrollar la ética y los valores en su profesión, con el fin de promover el orden y la honestidad, ya que constituyen los ideales mediante los cuales se puede construir una democracia sana y duradera.

Así mismo piden al Gobierno, en todos sus niveles, que no permita que los valores morales se sacrifiquen en el altar de la tecnología y la libertad absoluta, sino que promueva activamente el elevamiento moral de la sociedad, que es una garantía de una democracia duradera.

En este sentido, se manifiestan en apoyo al reciente llamamiento hecho por la Conferencia Episcopal de Nigeria (CBCN), para la devolución de las escuelas eclesiales, de manera que la Iglesia pueda contribuir a alimentar una conciencia moral en la población nigeriana.

Urgen también al Gobierno a favorecer que florezca la democracia, asegurando que el pueblo disfrute, en todos los aspectos, de sus derechos humanos fundamentales, incluyendo el derecho a la libertad de expresión, la libertad de culto y el derecho al apoyo gubernamental a sus actividades.

El comunicado concluye remontándose al espíritu del mensaje de Juan Pablo II para la próxima jornada mundial de las comunicaciones, que se celebrará en Nigeria el 27 de mayo de 2001: «hemos decidido tomarnos en serio nuestra misión profética y alzar la voz contra los falsos dioses y los ídolos del actual materialismo, hedonismo, consumismo, nacionalismo estrecho, etc., de manera que nuestro mundo pueda llegar a ser una familia más humana para todos».

El comunicado está firmado por John Toyin Pinhero, presidente nacional de Unda/OCIC/UCIP; Emmanuel Badejo, secretario nacional de Unda/OCIC/UCIP; y Francis Alonge, presidente del Directorio de Comunicaciones Sociales de la CBCN.