No hay contraposición entre razón y fe, asegura Juan Pablo II

Al recibir el doctorado «honoris causa» de la Universidad Nicolás Copérnico de Polonia

| 752 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 23 noviembre 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II recibió este martes el doctorado «honoris causa» de la Universidad Nicolás Copérnico de Torun (Polonia) y confesó que con este gesto espera promover el diálogo entre la ciencia y la fe.



Le entregó el reconocimiento el rector de la Universidad, que el Santo Padre visitó personalmente en junio de 1999, el profesor Jan Kopcewicz, quien vino a Roma acompañado por los miembros del senado académico.

El pontífice, en el breve discurso que pronunció en polaco abogó por el «diálogo» como medio para «superar la contraposición de la Ilustración entre la verdad alcanzada por la razón y la conocida por la fe».

«Hoy comprendemos cada vez mejor que se trata de la misma verdad y que es necesario que los hombres, llegando a ella por los caminos que les son propios, no caminen solos, sino que busquen la confirmación de las propias intuiciones en el encuentro con los demás», añadió.

«Sólo entonces los estudiosos y los hombres de cultura serán capaces verdaderamente de asumirse» «la responsabilidad por la verdad, tender hacia ella, defenderla, y vivir según ella», subrayó.

El pontífice propuso por este motivo que la Universidad polaca pueda contar con una Facultad de Teología.

Fundada en 1945 en Torun, la Universidad Nicolás Copérnico, con once facultades, es la más grande del norte de Polonia. Cuenta con 1.368 profesores y un total de 34.000 alumnos inscritos, de los cuales 508 están cursando el doctorado.

La Universidad ofrece su contribución al estudio científico con un Centro de Astronomía que acoge un radiotelescopio de 32 metros, el tercero más grande en Europa.

«No hay en una nación riqueza más grande que la de estar formada por ciudadano doctos», dijo el Papa antes de despedirse de sus huéspedes.