'No hay que sorprenderse si hay problemas, pero confiemos en los libios'

Afirma el obispo de Trípoli en vísperas de las primeras elecciones libres

| 823 hits

ROMA, viernes 6 julio 2012 (ZENIT.org).- Libia se prepara a vivir las primeras elecciones libres de su historia el próximo 7 de julio. El obispo de Trípoli ha comentado las circunstancias en que se produce esta votación.

“Por primera vez en su historia, en Libia se llevan a cabo las elecciones verdaderamente libres. ¿Nos maravillaremos si hay problemas? Yo no me sorprenderé. Pero espero que la votación se lleva a cabo en paz y sea correcta”, afirmó monseñor Giovanni Inocencio Martinelli, vicario apostólico de Trípoli, a Fides, en la víspera de la votación del 7 de julio para elegir a doscientos representantes de la Asamblea Nacional de Libia, que designará después al nuevo gobierno provisional y una comisión para escribir la nueva Constitución.

“Veo que la población está madurando este evento, al principio se notaba la indecisión, pero ahora creo que son capaces de afrontar esta prueba, con el deseo de superarla”, dice monseñor Martinelli.

El vicario apostólico de Trípoli señala también otro aspecto de la situación: “Si Libia está haciendo su parte y hay que apreciar los esfuerzos que se están haciendo para recuperar el equilibrio, también veo que hay grupos y organizaciones extranjeras e internacionales, que con la excusa de ayudar a Libia, piensan sólo en sus intereses o no actúan con transparencia. Todos nosotros nos esforzamos para ayudar a Libia, pero ¿cuántos son los que lo hacen con verdadero altruismo, con pureza de corazón y espíritu?”, se pregunta monseñor Martinelli.

“El 9 de julio, --concluye el vicario apostólico de Trípoli- Voy a ir en peregrinación a Lourdes para rezar a María, que también es reconocida por el mundo musulmán como la madre del profeta Issa, es decir Jesús, porque esto puede ayudar a este pueblo a crecer y recuperar la paz”.