No me he sentido nunca solo - Los últimos discursos de Benedicto XVI

Regalo de la Librería Editorial Vaticana al pontífice emérito

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1848 hits

Un "pequeño regalo" como "signo de la fidelidad de la Librería Editorial Vaticana al Santo Padre". Está desde hoy en italiano en las librerías Non mi sono mai sentito solo – Gli ultimi discorsi di Benedetto XVI (No me he sentido nunca solo - Los últimos discursos de Benedicto XVI), publicación de la Librería Editorial Vaticana que recoge, en valiosa analogía, todas las intervenciones pronunciadas por el papa entre el 11 y el 28 de febrero, es decir, desde el anuncio de la renuncia al pontificado hasta el inicio de la sede vacante.

La Librería Editorial Vaticana, se lee en la presentación de la obra, "ha acompañado al papa en su ministerio petrino", desde el inicio de su pontificado. "El magisterio y las enseñanzas de Benedicto XVI representan el foco de todo el catálogo de la LEV", cuya misión --se recuerda- es ser "para siempre instrumento para la difusión de la palabra de Dios y del Magisterium".

La portada del volumen refleja a Benedicto XVI mientras saluda a los fieles durante la última audiencia general, desarrollada en la plaza de san Pedro el 27 de febrero. Y precisamente una frase pronunciada en esa circunstancia se cita en el título: "Yo no me he sentido nunca solo en el llevar la alegría y el peso del ministerio petrino".

El primer texto que aparece es la Declaratio con la cual Benedicto XVI anunció el 11 de febrero en el Consistorio "renunciar al ministerio de Obispo de Roma". Le siguen, a continuación, la catequesis desarrollada en la audiencia general del 13 de febrero, después la homilía de la misa del Miércoles de Ceniza y el saludo dirigido al papa, al finalizar la celebración, del cardenal secretario de Estado, también el 13; el texto del encuentro con los párrocos y el clero de Roma, día 14; los Ángelus del 17 y el 24 de febrero; la reflexión al terminar los ejercicios espirituales de la curia romana, la mañana del 23; el texto de la última audiencia general, del día 27; el saludo de despedida a los cardenales presentes en Roma la mañana del 28 y, para finalizar, el mensaje a los fieles de la diócesis de Albano desde el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, justo después de su llegada.

El volumen contiene también el texto de la carta apostólica por motu proprioNormas Nonnullas”, sobre algunas modificaciones a las normas relativas a la elección del romano pontífice. Concluye la obra con un perfil biográfico de Benedicto XVI.

En la contraportada del libro se reflejan las palabras pronunciadas por el papa en su última aparición pública, en Castel Gandolfo, la tarde del 28 de febrero: "Soy sencillamente un peregrino que inicia la última etapa en su peregrinaje en esta tierra". Y precisamente con gran sencillez esta obra se propone como "signo de agradecimiento y reconocimiento" a Benedicto XVI.