Nos encontramos en un momento decisivo para el futuro de Europa

El cardenal Reinhard Marx, nuevo presidente de los obispos europeos

| 1576 hits

BRUSELAS, lunes 26 marzo 2012 (ZENIT.org).- El cardenal Reinhard Marx ha sido elegido presidente de la Comisión de los Episcopados de la Unión Europea (COMECE). El arzobispo de Munich y Freising fue elegido por sus homólogos el 22 de marzo, para un mandato de tres años. Estará asistido por cuatro vicepresidentes, los obispos Gianni Ambrosio, de Piacenza-Bobbio, Italia; Virgil Bercea, de Oradea Mare, Rumanía; Jarecki, auxiliar de Varsovia, Polonia; y Jean Kockerols, auxiliar de Bruselas-Malinas, Bélgica.

“Nos encontramos en un momento decisivo para el porvenir de Europa”. Esta es la declaración del cardenal Reinhard Marx, tras su elección como nuevo presidente de la COMECE. El arzobispo de Munich y Freising es miembro de la COMECE desde 2006 y presidía la Comisión para Asuntos Sociales. Era vicepresidente de la COMECE desde 2009.

El nuevo presidente declaró: “Respecto a la crisis económica y financiera que golpea a nuestro continente, estoy persuadido de que la Unión Europea dispone de medios y potencial para remontar esta situación. Una crisis global exige una respuesta común. Necesitamos por tanto reencontrar el sentido de una acción colectiva y responsable. Sólo con esta condición llegaremos a resolver nuestros problemas comunes. Nos encontramos en efecto en un momento decisivo para el futuro de Europa”.

Paralelamente a la elección de un nuevo Presidium, los 23 obispos que participaron en la Asamblea Plenaria de Primavera (21-23 marzo) intercambiaron también sobre el tema principal de su sesión, “El envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional”, con diferentes expertos de la Comisión Europea, del mundo universitario y de la Comunidad de católicos laicos San Egidio.

Los obispos de la COMECE han reafirmado que el envejecimiento no debe ser simplemente considerado como un fardo sino como un beneficio para la sociedad: las personas mayores están dotadas de una experiencia profesional y de una experiencia de vida que debe ser transmitida a las jóvenes generaciones. Su voluntad de comprometerse en actividades de beneficencia, de acción cívica y más particularmente en el trabajo pastoral en el seno de las parroquias y comunidades eclesiales, es fundamental para el bien común de sus sociedades. Las generaciones no pueden vivir únicamente para ellas mismas sino que deben poder contar las unas con las otras. El diálogo y la solidaridad entre mayores y jóvenes generaciones es en realidad el fundamento del desarrollo humano de sus sociedades: son portadores de esperanza y de apertura para cada uno.

El papel clave de las familias en el encargarse de las personas mayores requiere el sostén del Estado y de otras autoridades públicas. Este sostén puede por ejemplo tomar la forma de un descanso pagado para los asalariados que asumen el cuidado de un miembro mayor de su familia. Es igualmente importante reconocer el valor, incluido el valor económico, del encargarse de personas mayores a domicilio. Esto debería ser reforzado por un apoyo sobre todo financiero. Además, el tiempo pasado en el domicilio para ocuparse de una persona mayor debería ser tenido en cuenta en el cálculo de la jubilación.

Todos los estudios muestran que los europeos desean tener más niños de los que tienen en realidad. Es necesario pues que las políticas públicas se desarrollen para permitir que este deseo de niños se concrete. Deben iniciarse medidas apropiadas: por ejemplo políticas fiscales favorables a la familia, el desarrollo de las estructuras de guarda para los niños y otras medidas que favorezcan el equilibrio entre vida profesional y vida familiar.

Nuevo Presidium de la COMECE 2012

El nuevo presidente, cardenal Reinhard Marx, nació en 1953 en Geseke, Alemania. Estudió teología y filosofía en Paderborn y París, siendo ordenado en 1979. Tras su doctorado, fue director de la «Kommende» de Dortmund, luego se convirtió en profesor en 1996 y enseñó doctrina social de la Iglesia en la Facultad de Teología de Paderborn. En 1996 fue ordenado obispo. Fue primero titular de Pedena y obispo auxiliar de la diócesis de Paderborn. Luego fue nombrado obispo de Trèves en 2001, y llegó a arzobispo de Munich y Freising en 2008. El 20 de noviembre de 2010 entró en el colegio cardenalicio. En el seno de la Conferencia episcopal alemana, el cardenal Marx preside la Comisión de Asuntos Sociales y es vicepresidente de la Comisión “Iglesia en el mundo”.
El vicepresidente monseñor Gianni Ambrosio, obispo de Piacenza-Bobbio, Italia, nació en 1943, en Santhià, Italia. Estudió teología en el seminario de Vercelli. Fue ordenado sacerdote en 1968. Tras obtener la licenciatura en Ciencias Sociales y Sociología Religiosa, obtuvo un doctorado en Teología. En 2008, fue ordenado obispo de la diócesis de Piacenza-Bobbio. Desde febrero de 2009, es delegado de la Conferencia Episcopal italiana en la COMECE.

El vicepresidente monseñor Virgil Bercea, nació en 1957 en Habic, Rumanía. Tras estudiar agronomía y una experiencia profesional en este campo, empezó estudios de teología. Fue ordenado sacerdote de la Iglesia grecocatólica en 1982.

Se especializó en teología dogmática en Roma y, tras obtener la licenciatura, fue ordenado obispo en 1994, convirtiéndose en obispo auxiliar grecocatólico de Fagaras y Alba Iulia, Rumanía y obispo titular de Pupiana. En 1996, fue nombrado obispo coadjutor de Oradea Mare, Rumanía, antes de convertirse en 1997 obispo de esta diócesis. En 2000, Virgil Bercea recibió el premio nacional del

Faithful Service. En 2004, obtuvo su doctorado en la Universidad Pontificia Urbaniana de Roma. Desde noviembre de 2007, es miembro de la COMECE.

El vicepresidente monseñor Piotr Jarecki nació en 1955 en Sierpc, Polonia. Tras estudiar teología en Płock, Varsovia y Roma, fue ordenado sacerdote en 1980. En 1994, recibió la ordenación episcopal y se convirtió en obispo auxiliar de Varsovia y obispo titular de Avissa.
Doctor en Ciencias Sociales, monseñor Jarecki es, entre otros cargos, presidente de la Comisión de Asuntos Europeos de la Conferencia Episcopal Polaca. Es también miembro del Consejo pontificio Justicia y Paz. Desde 2004, es miembro de la COMECE de la que se convirtió en vicepresidente en 2006 y renovó su mandato en 2009.

El vicepresidente monseñor Jean Kockerols nació en Brecht, Anvers, Bélgica, en 1958 y fue ordenado sacerdote en 1993. En 1995, se convirtió en vicario en la parroquia Nuestra Señora del Sagrado Caorazón de Etterbeek. En 2001, fundó y tomo la dirección de Centro de Estudios Pastorales de la diócesis de Malinas-Bruselas, centrado en la formación pastoral de animadoras y animadores pastorales así como diáconos permanentes. En 2007, se convirtió en decano de Bruselas-Sur. En 2001, fue nombrado obispo titular de Ypres y auxiliar de Malinas-Bruselas, con a cargo el vicariato de Bruselas. Es miembro de la COMECE desde 2011.