Nota de la Conferencia Episcopal Peruana sobre la PUCP

Los obispos piden al equipo rector que acoja las indicaciones de la Santa Sede

| 1490 hits

LIMA, viernes 26 de agosto de 2011 (ZENIT.org).- Por su interés, ofrecemos a continuación el comunicado que ha hecho público hoy la Conferencia Episcopal de Perú sobre la actual polémica en torno a los Estatutos de la Pontificia Universidad Católica de Perú, que actualmente están en trámite de revisión ante la Congregación para la Educación Católica.

* * * * *

COMUNICADO DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL PERUANA

Sobre los Estatutos de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Los Obispos del Perú, reunidos en Asamblea General, después de haber tomado conocimiento de diversas declaraciones vertidas en los medios de comunicación social con relación a las correcciones que por indicación de la Santa Sede se deben hacer a los Estatutos que el Rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) presentó para su aprobación por la Congregación para la Educación Católica, de la cual dependen todas las universidades católicas del mundo, comunicamos lo siguiente:

1º Conforme al ordenamiento legal vigente no hay impedimento para que en los Estatutos de la PUCP se incorporen los cambios dispuestos por la Santa Sede, cuya finalidad es garantizar la identidad, fidelidad y actuación católica de esta universidad, para lo cual fue fundada, sin perjuicio de la correcta autonomía universitaria ni de la correspondiente libertad de cátedra, en el marco de la norma del Derecho.

2º En cumplimiento de nuestro deber de velar por el bien de la PUCP, invocamos a sus autoridades y a toda la comunidad universitaria a que acojan las indicaciones de la Congregación para la Educación Católica, en la certeza de que la Iglesia, Madre y Maestra, garantiza, para el bien de todos, la naturaleza católica de cualquier institución y la orientación católica de la educación que en ella se debe brindar.

3º Exhortamos al Rector y demás responsables de la institución a restablecer la fluida relación que debe existir entre la Universidad y la Iglesia católica, de modo especial entre las autoridades de la PUCP, su Gran Canciller y la Conferencia Episcopal Peruana; al mismo tiempo que pedimos encarecidamente que no se continúe en el intento de poner a la comunidad universitaria y a la opinión pública en contra del Arzobispo de Lima.

4º Finalmente, expresamos nuestro reconocimiento y respaldo al Cardenal Juan Luís Cipriani Thorne en la alta responsabilidad que le compete como Arzobispo de Lima y Gran Canciller de la PUCP.