Nuevo director del Observatorio Astronómico Vaticano

El jesuita argentino José Gabriel Funes

| 914 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 20 agosto 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha nombrado al astrónomo jesuita argentino José Gabriel Funes nuevo director del Observatorio Astronómico Vaticano, en sustitución del estadounidense y también jesuita George Coyne, según anunció este sábado la Oficina de Prensa de la Santa Sede.



El padre Funes, nació el 31 de enero de 1963 en Córdoba y entró en la Compañía de Jesús en 1985. Fue ordenado sacerdote en 1995. Trabajaba en el Observatorio en colaboración con el padre Coyne, nacido en Baltimore (Estados Unidos) en 1933, quien estaba en este encargo desde 1978.

El nuevo director se licenció en Astronomía en la Universidad de Córdoba, y, tras completar sus estudios teológicos en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, obtuvo el doctorado en Astronomía por la Universidad de Padua en el año 2000.

Es autor de numerosas investigaciones sobre los discos de las galaxias.

Los orígenes del Observatorio Astronómico Vaticano se remontan a los tiempos del Papa Gregorio XIII, quien creó una comisión científica encargada de estudiar los elementos necesarios para la realización de la reforma del calendario litúrgico, que tuvo lugar en 1582.

Después de un largo paréntesis de inactividad, León XIII fundó el nuevo Observatorio Astronómico Vaticano con el motu proprio «Ut mysticam» de 1891.

A pesar de que la sede central del Observatorio Vaticano se encuentra en Castelgandolfo, en 1981, cuando el cielo de Roma se volvió demasiado luminoso para la observación, se fundó un segundo centro de investigación, «The Vatican Observatory Research Group» (VORG) en Tucson, Arizona (EE.UU.), una de las instituciones más avanzadas y modernas de observación astronómica.

En 1993, en colaboración con el Steward Observatory, el Observatorio Vaticano completó la construcción del Vatican Advanced Technology Telescope (VATT) en el Monte Graham, Arizona, considerado uno de los mejores lugares astronómicos en Norteamérica continental.