Nuevo monumento al arzobispo Romero

En el paseo marítimo de Ciudad de Panamá

| 968 hits

PANAMÁ, jueves 8 noviembre 2012 (ZENIT.org).- El arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero Galdámez, asesinado la víspera del 25 de marzo de 1980, mientras celebraba la eucaristía en San Salvador, y cuyo proceso de beatificación sigue su curso, recibió un nuevo homenaje con el descubrimiento de un monumento a el dedicado en el paseo marítimo en la Cinta Costera de la Ciudad de Panamá.

Un busto de bronce, dentro de una estructura modernista, diseñada por la arquitecta Keyla Cedeño del Departamento de Construcción de la Universidad de Panamá, fue desvelado por autoridades eclesiásticas, universitarias y por el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador Hugo Martínez, en el marco de una visita oficial de dos días al país canalero.

Fue recordado el homenaje, en la década de los ochenta, cuando numerosas familias salvadoreñas llegaron al país debido a la guerra interna que vivía el país centroamericano. El gobierno militar panameño de entonces consideró prudente ubicarlas en la localidad Monseñor Romero, en las montañas de Coclesito, en la provincia de Colón.

El arzobispo Romero, ante cuya tumba oró el beato Juan Pablo II en su viaje al país, recordado por denunciar injusticias antes y durante la guerra civil salvadoreña, fue asesinado en el altar el 24 de marzo de 1980 en el Hospital Divina Providencia, mientras celebraba la misa. Su proceso de beatificación de inició en 1994.