Nuevo prepósito general de los Carmelitas Descalzos

El padre Luis Aróstegui Gamboa sucede al padre Camilo Maccise

| 479 hits

CIUDAD DEL VATICANO, 6 mayo 2003 (ZENIT.org).- Los Carmelitas Descalzos, que celebran en Ávila el 89º Capítulo General de la Orden, acaban de elegir al nuevo prepósito general, el religioso español Luis Aróstegui Gamboa.



Sustituye al religioso mexicano Camilo Maccise, que ha agotado dos mandatos como prepósito general.

En el capítulo general, que se celebra con el lema «En camino con Santa Teresa y San Juan de la Cruz: volver a lo esencial», se ha hecho presente Juan Pablo II enviando un mensaje Zenit, 29 de abril de 2003).

La Orden de los Carmelitas Descalzos cuenta con 20 obispos, unos 4.000 religiosos de los cuales 2.550 son sacerdotes, según la última edición del Anuario Pontificio de la Santa Sede.

El padre Luis Aróstegui Gamboa de Santa Teresita nació en Gatica (Vizcaya, España), el 21 de enero de 1939. Profesó en la Orden de los Carmelitas Descalzos en Larrea (Vizcaya), el 15 de julio de 1956. Después de cursar los estudios teológicos en Vitoria, pasó a estudiar Teología en el Teresianum de Roma, donde alcanzó la licenciatura, habiendo recibido la ordenación sacerdotal en la Ciudad Eterna, el 5 de abril de 1964.

Recibió su primera conventualidad en Panamá, pero marchó al poco tiempo, en diciembre de 1965, a Dalla (Estados Unidos) ayudando en la parroquia de emigrantes mexicanos.

Volvió a Panamá y dio clases de Historia de las Religiones y cuestiones de Cristología durante tres semestres, en la Universidad Católica de Santa María.

En el otoño de 1967 comenzó los estudios de especialización en la Universidad del sagrado Corazón de Milán, en la Facultad de Filosofía y Letras. Mientras trabajaba la tesis de filosofía, residió en Austria, cerca de Viena, haciendo de capellán en un asilo de ancianos, al tiempo que se familiarizaba con el alemán.

Hace una incursión en la poesía con «Poemas inacabados», que publica en Bilbao el año 1969. Volvió a Milán y en noviembre de 1971 se doctoró en filosofía con una tesis titulada «Dietrich Bonhoeffer: la ética cristiana como crítica de toda ética».

Fue después agregado a la comunidad de Carmelitas Descalzos de Mónaco (Principado de Montecarlo), desde enero hasta octubre de 1972.

Después pasó a Pamplona para formar parte del equipo formativo de los teólogos, enseñando filosofía en el Centro Teológico de la diócesis.

En el capítulo provincial de 1975 fue elegido superior del colegio de Amorebieta, cargo que repitió el trienio siguiente, impartiendo durante ese tiempo varias asignaturas en el Bachillerato.

En 1981 es elegido consejero provincial, cargo en el que también permanecerá dos trienios. Durante este tiempo colabora con artículos teológicos en varias revistas, como «Monte Carmelo» y «Revista de Espiritualidad». También escribe artículos en lengua vasca, especialmente para la revista «Karmel».

En 1987 es elegido Provincial de S. Joaquín de Navarra, repitiendo el oficio en el trienio siguiente. Este cargo le obliga a recorrer varias naciones americanas, como Panamá, Guatemala, Perú y Chile, donde existen varios conventos bajo su jurisdicción. En 1996-99 repite el cargo por tercera vez.

Terminado el tercer provincialato es nombrado director de la Casa de Espiritualidad de Larrea-Amorebieta (Vizcaya). Es también, por nombramiento de la Santa Sede, asesor de las Carmelitas Descalzas de S. Joaquín de Navarra.

Más información en http://www.ocd.pcn.net.