Nuevo punto de partida en el diálogo con no creyentes

La propuesta de Benedicto XVI con el Atrio de los Gentiles

| 1597 hits

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 27 marzo 2010 (ZENIT.org).- Con la promoción de la creación del Atrio de los Gentiles, que ha celebrado su primera gran sesión en París entre el 24 y el 25 de marzo, Benedicto XVI ha creado un nuevo punto de partida en el diálogo entre creyentes y no creyentes.

Así lo explica el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, en el último editorial del semanario Octava Dies, producido por el Centro Televisivo Vaticano, que ha dedicado a comentar esta iniciativa que organiza el Consejo Pontificio de la Cultura.

En particular, el portavoz vaticano ha analizado el videomensaje que el pontífice dirigió el 25 de marzo a creyentes y no creyentes --sobretodo jóvenes--, reunidos en una vigilia de diálogo ante la catedral de Notre Dame de París (ZENIT, 25 de marzo de 2011).

Primero constató que los no creyentes interpelan a los creyentes, "exigiéndoles, en particular, el testimonio de una vida que sea coherente con lo que profesan y rechazando cualquier desviación de la religión que la haga inhumana; afirmaba el pontífice.

Y luego aseguró que los creyentes quieren decir a sus amigos no creyentes que el "tesoro" que llevan "dentro merece ser compartido, merece una pregunta, merece que se reflexione sobre él".

"La cuestión de Dios no es un peligro para la sociedad, no pone en peligro la vida humana. La cuestión de Dios no debe estar ausente de los grandes interrogantes de nuestro tiempo", aseguraba Benedicto XVI.

El padre Lombardi explica que estas palabras del papa constituyen "un llamamiento apasionado a la búsqueda común de la vía hacia el Absoluto, sin miedos y desconfianzas reciprocas".

"Un mensaje positivo, alentador para destruir barreras --añade el portavoz vaticano--. El Dios conocido en la fe es siempre un Dios misterioso, y sus adoradores no se sienten de hecho lejos de quien busca verdaderamente un Dios desconocido".

Para Lombardi, se trata de "palabras de gran esperanza".

"El papa Benedicto nos ha dicho desde el primer día de su pontificado que la cuestión de Dios es la primera de todas. Y que concierne a todos, sin distinciones y limites. ¿Lograremos profundizarla de nuevo, juntos?", se pregunta el portavoz.

El Atrio de los Gentiles "es un óptimo punto de partida para este camino".