Nuevo telefilme sobre san Pablo

Dirigido por Robert Young y coproducido con «Lux Vide»

| 864 hits

ROMA, 4 dic (ZENIT.org).- San Pablo se ha convertido en el protagonista de una nueva serie televisiva emitida en dos capítulos, entre ayer y hoy, por la televisión pública, RAI.



Se trata de una producción dirigida por Robert Young, ya apreciado por otros telefilmes del Proyecto Biblia, entre ellos «José» (1995), «Moisés» (1996) y «Jesús» (1999). La serie televisiva será transmitida más tarde por canales de televisón del resto del mundo.

Han sido necesarios meses de trabajo en Marruecos y Malta para que la productora, la «Lux Vide» restituyera magistralmente en la pequeña pantalla los contrastes, la magia de los lugares del pueblo judío y, sobre todo, la atrayente historia de Saulo de Tarso.

El telefilme cuenta la historia de aquel judío romano, encarnizado perseguidor de los cristianos, que será a su vez perseguido por el amor de Jesús. En el camino de Damasco, emprendido para eliminar la comunidad de los seguidores de Jesús, el protagonista recibe la primera invitación a la conversión: una luz cegadora le hace perder el control y cae del caballo.

Interpreta el papel de San Pablo el actor alemán revelación Johannes Brandrup. Estupenda la actriz checoslovaca Barbora Bobulova, quien interpreta a Dina, un personaje femenino de ficción. Son convincentes los actores italianos, desde Franco Nero (Gamaliel) a Giovanni Lombardo Radice en el papel del rey Herodes o el tierno Ananías representado por Massimo Sarchielli.

En el papel de Pedro, ha intervenido Ennio Fantastichini, quien ante los micrófonos de ««Radio Vaticano» confesaba hoy su entusiasmo por «haber interpretado por primera vez a un santo».

El papel de la madre del Resucitado ha sido confiado a Daniela Poggi que ha explica así su interpretación: «No es una María que habla mucho; no es una María activa; es una María de presencia. He tratado de darle la estabilidad de una mujer que ha sufrido, que conoce el dolor, pero conoce también la esperanza de la Resurrección. Ha sido una experiencia muy bonita. En cierto sentido, diría que me ha llegado una luz al corazón, al alma, es un mensaje para mí de gran altura, no sólo artístico sino sobre todo humano».

El telefilme sobre San Pablo posee todos los elementos para ser un nuevo éxito de la «Lux Vide». Una producción pensada para la pequeña pantalla pero que por su fotografía, dirección y montaje tiene la misma fuerza de una realización cinematográfica.