Nuevos miembros del Consejo para la caridad de la Santa Sede

| 1206 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 29 mayo 2007 (ZENIT.org).- Según ha informado este martes la Oficina de Información de la Santa Sede, Benedicto XVI ha nombrado miembros del Pontificio Consejo «Cor Unum» a:



--Monseñor Joseph Ngô Quang Kiêt, arzobispo de Hà Nôi (Vietnam);

--Monseñor Jean-Bosco Ntep, obispo de Edéa (Camerún);

--Monseñor Lazzaro You Heung-sik, obispo de Daejeon (Corea);

--Al príncipe Karl von Löwenstein-- Wertheim-Rosenberg, de la diócesis de Aquisgrán (Alemania)

En rerpresentación de las organizaciones católicas de ayuda, el Papa ha nombrado a miembros de este Consejo a:

--Padre Adam Deren, de la archidiócesis de Wroclaw, Director General de Caritas Polonia;

--Larry Snyder, de la archidiócesis de Saint Paul and Minneapolis, presidente de Catholic Charities (EE.UU.);

--Flavio Peloso, F.D.P., director general de la Pequeña Obra de la Divina Providencia (San Luigi Orione), en representación de la Unión de los Superiores Generales;

--Sor Mary Sujita Kallupurakkathu, S.N.D., superiora general de las Religiosas de Nuestra Señora, en representación de la Unión Internacional de las Superioras Generales;

--Hans Peter Röthlin, presidente de Ayuda a la Iglesia Necesitada;

--Marina Canevali Costa, de la archidiócesis de Génova (Italia), presidenta de la Association Internationale des Charités;

--Rafael Del Río Sendino, presidente de Caritas Española (España);

--Denis Viénot, presidente de Caritas Internationalis;

--Jean-Luc Moens (Bélgica), presidente de Fidesco;

--Begoña de Burgos López (España), presidenta de Manos Unidas.


El Pontificio Consejo «Cor Unum» fue creado por el Papa en 1971 con la misión de expresar la solicitud de la Iglesia católica hacia los necesitados para que se favorezca la fraternidad humana y se manifieste la Caridad de Cristo.

Sus objetivos son actuar como instrumento ejecutivo del Santo Padre ante iniciativas humanitarias en caso de calamidad o en el campo de la promoción humana integral; promover la catequesis de la caridad y estimular a los fieles a dar testimonio concreto de la caridad evangélica; y favorecer y coordinar las iniciativas de las instituciones católicas mediante el intercambio de informaciones en el espíritu de fraterna colaboración con el fin de favorecer el desarrollo integral de las personas más desfavorecidas.