Números definitivos de participación en las exequias del Papa

Seis mil comunicadores ya se han acreditado

| 736 hits

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 12 abril 2005 (ZENIT.org).- Tres millones de personas han venido a Roma con motivo del fallecimiento y exequias de Juan Pablo II, un acontecimiento que está siendo cubierto ya por más de seis mil comunicadores, según informó este martes la Santa Sede.



Joaquín Navarro-Valls, portavoz vaticano, recogió en este martes datos sobre la presencia de los medios de comunicación y la afluencia de peregrinos a Roma desde el momento de la muerte de Juan Pablo II hasta el día de sus exequias (3-8 de abril).

Algunos de estos datos ya habían sido adelantados este domingo por Zenit.

Según el comunicado vaticano, la Sala de Prensa del Vaticano y el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales han entregado más de 6.000 acreditaciones a periodistas, fotógrafos y agentes de radio y televisión para la cobertura mediática del acontecimiento.

Si bien la nota de prensa reconoce que es imposible saber cuántos canales de televisión transmitieron la misa de exequias por Juan Pablo II el 8 de abril, constata que 137 cadenas televisivas de 81 países han comunicado al Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales que transmitieron los funerales.

Los funerales fueron seguidos por Internet a través de la página web de la Santa Sede por 1.300.000 personas.

Concelebraron la misa 157 cardenales. Estuvieron presentes 700 arzobispos y obispos, 3000 prelados y sacerdotes. Los sacerdotes que distribuyeron la comunión eran 300.

Estuvieron presentes 169 delegaciones extranjeras, 10 monarcas, 59 jefes de Estado, 3 príncipes herederos, 17 jefes de Gobierno, 3 consortes de Jefes de Estado, 8 vicejefes de Estado, 6 viceprimeros ministros, 4 presidentes de Parlamento, 12 ministros de Asuntos Exteriores, 13 ministros, 24 embajadores, 10 presidentes, directores generales y secretarios generales de organizaciones internacionales.

Estuvieron presentes también delegaciones de 23 Iglesias ortodoxas e Iglesias ortodoxas orientales, 8 Iglesias y comuniones eclesiales de occidente, 3 organizaciones cristianas internacionales. Además, participaron varias delegaciones y exponentes del judaísmo, 17 delegaciones de religiones no cristianas y de organizaciones para el diálogo interreligioso.

Citando datos de la Protección Civil Italiana, la Santa Sede constata que del 2 al 8 de abril, tres millones de peregrinos llegaron a Roma. En esos días, 21.000 personas entraron cada hora en la Basílica Vaticana, 350 al minuto.

La media de tiempo necesaria para ver los restos mortales del Papa fue de 13 horas y 24 horas el tiempo de espera máxima. La ancha cola llegó a extenderse por 5 kilómetros.

En el día de los funerales, 500.000 fieles en la plaza de San Pedro y en la Vía de la Conciliación pudieron seguir la misa fúnebre, mientras que 600.000 lo hicieron desde otros lugares de Roma a través de grandes pantallas. Por la ciudad, se colocaron 29 grandes pantallas.

En el atrio de la Basílica de San Pedro, en puestos de preferencia, siguieron la eucaristía 400 discapacitados.

Entre los peregrinos, algunos de los diez mil voluntarios repartieron gratuitamente tres millones de botellas de agua.

Se ofrecieron 4.000 intervenciones de asistencia sanitaria, en 21 puestos médicos avanzados.

El ayuntamiento de Roma envío 20 mensajes por SMS al teléfono celular de 43.500 ciudadanos con información sobre la acogida a los peregrinos y el tráfico.