Nunca más Hiroshima o Nagasaki, afirma el Papa

Saluda a un grupo de supervivientes a las bombas atómicas

| 1768 hits

CIUDAD DEL VATICANO, lunes 12 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI saludó este domingo a supervivientes de las bombas atómicas de Japón que estallaron al final de la segunda guerra mundial, deseando que no se repita nunca más una tragedia nuclear.

Este domingo, al final de la ceremonia de canonización de cinco nuevos santos, el Papa saludó en inglés "a un grupo de supervivientes de los ataques nucleares de Hiroshima y Nagasaki", que a pesar de la edad han viajado a Roma.

El Santo Padre rezó "para que el mundo nunca más sea testigo de la destrucción masiva de vidas humanas inocentes".

"Que Dios os bendiga a todos vosotros, así como a vuestras familias y seres queridos en sus casas", les deseó el pontífice.