Nuncio en Siria: Es urgente poner fin a la violencia

No quedan sino mil cristianos en el país

| 824 hits

ROMA, viernes 23 marzo 2012 (ZENIT.org).- El nuncio apostólico en Siria, monseñor Mario Zenari, ha dicho que es urgente poner fin a la violencia.

Declara su apoyo a la declaración común sobre Siria, adoptada el 21 de marzo por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en Nueva York.

En una entrevista a la agencia vaticana Fides, saluda un documento “muy bueno en sus contenidos”, y que ha logrado “la unanimidad en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU”. Espera que permitirá “un acuerdo lo más amplio posible”.

Los seis puntos de la declaración prevén el fin de la violencia, la aplicación progresiva de un alto al fuego, la provisión de ayuda humanitaria, la puesta en libertad de personas detenidas de manera arbitraria, la libre circulación de periodistas, y el inicio de un diálogo político.

Para el nuncio en Siria, es “verdaderamente urgente poner fin a la violencia” e iniciar un “giro humanitario” en el conflicto.

Fides cita una fuente local de Homs, según la cual no quedarían más de mil cristianos: viven en el “terror”, cogidos entre “dos fuegos” y han huido de la violencia.