Obispo arrestado en la República Democrática del Congo

Monseñor Katahwa, obispo de Manono, ha sido confinado en Kinshasa

| 425 hits

KINSHASA, 30 agosto (ZENIT.org).- Desde hace un mes, las autoridades de la República Democrática del Congo mantienen a monseñor Ngoy Katahwa, obispo de Manono, diócesis del sur del país, confinado en Kinshasa. Se trata del


enésimo arresto realizado por las autoridades congoleñas contra representantes de la Iglesia local.

«Estos arrestos --ha dicho a la agencia «Fides» el cardenal Frederic Etsou Nzabi Bamingwabi, arzobispo de la capital y presidente de la Conferencia Episcopal del Congo-- son una continua humillación para la Iglesia».

El obispo fue detenido durante una estancia en Kinshasa por motivos pastorales. Fue interrogado y detenido durante 24 horas, el 30 de julio fue liberado con la obligación de no abandonar la ciudad.

Se acusa al obispo de haber favorecido la entrada de los rebeldes del grupo RDC-Goma en el territorio de la diócesis. Además, según la acusación, Ngoy es también «culpable» de ser primo de Emile Ilunga, el jefe de la facción del RCD que se opone a Kabila, el presidente que subió al poder en 1997.