Obispo cubano aclara dudas sobre la renuncia del papa

Monseñor Emilio Aranguren responde a preguntas en la emisora de radio provincial

Holguín, (Zenit.org) Araceli Cantero Guibert | 1954 hits

En Holguín, Cuba, al conocerse la noticia de la renuncia del papa Benedicto XVI, varios periodistas católicos salieron a la calle a recabar comentarios de la población y con ellas crearon un programa de radio en el que el obispo de la Diócesis, monseñor Emilio Aranguren Echeverría respondía a las preguntas e inquietudes expresadas por la gente en la calle.

El programa fue emitido el domingo 17 de febrero por dos emisoras provinciales: Radio Victoria en Las Tunas y Radio Angulo de Holguín, con la novedad de que no fue la usual alocución del obispo sino un programa de 26 minutos elaborado por la Oficina de Medios de la Diócesis que incluía intervenciones tomadas en la calle y preguntas al obispo en el estudio.

Desde la visita de Juan Pablo II a Cuba en 1998, los medios estatales han permitido a los obispos que lo han solicitado, dirigirse a la población a través de breves mensajes pregrabados en fechas señaladas, como la Navidad o la Fiesta de la Virgen de la Caridad. También se han emitido por la televisión nacional programas religiosos sobre las Misas en Santiago de Cuba y en La Habana con motivo de la visita de Juan Pablo II y recientemente en marzo del año pasado, la de Benedicto XVI.

Con motivo del Año Jubilar Mariano en 2012, la población pudo seguir por la televisión las Misas en el Santuario de El Cobre y en algunas provincias momentos del recorrido de la imagen de la Virgen por toda la Isla, emisiones, todas ellas producidas por las emisoras estatales o provinciales.

En el caso de la renuncia de Benedicto XVI, el pasado 11 de febrero, y ante las muchas preguntas y la confusión que mostraba la gente al acudir a los sacerdotes y religiosas, monseñor Aranguren pensó que era apropiado solicitar un espacio radial en la emisora provincial. Mientras llegaban los permisos encargó al equipo de Comunicaciones de la Diócesis que preparara un programa. Los jóvenes comunicadores recorrieron las calles con grabadora en mano para captar el sentir de la gente de a pie. El programa, que se emitió una vez recibidos los permisos de las autoridades, se inicia con unas notas de piano que dan paso a los comentarios y preguntas recogidos de la población.

Algunas personas decían que el papa estaba cansado y enfermo y que tenía el derecho a renunciar, otras se preguntaban si era algo que un papa podía hacer, y hasta se preguntaban si había dejado el sacerdocio o si había muerto. Aunque algunos no comprendían el término "ministerio petrino", la mayoría de los entrevistados defendían que era un decisión correcta, pero querían saber si el papa podría aconsejar a su sucesor y si le seguirían llamando Benedicto XVI. Otros se preguntaban si era el único papa que lo había hecho en la historia y si era verdad que un papa está obligado a viajar.

El joven Manuel Alejandro Rodríguez Yong, que moderaba el programa, leyó un segmento de las palabras del papa al presentar su renuncia y dio paso a las preguntas de sus colegas Arlene Gómez Palacios y Juan Pablo Aguilera Torralba, referidas a los comentarios recogidos en la calle..

El obispo de Holguín ofreció respuestas breves y concisas a cada una de las inquietudes, habló de la salud del papa y de los pasos que se darán a partir del 28 de febrero en que se hace efectiva la renuncia papal. Monseñor Aranguren compartió también su reacción al enterarse de la noticia. "Si hace casi ocho años les dijo a sus hermanos cardenales con humildad, 'sí puedo', ahora, con la misma honestidad, lealtad y humildad les dijo a esos mismos hermanos 'ya no puedo'. Es un gesto muy humano y un gesto que denota la humildad, la lealtad del papa.

Pensando en lo que pudiera suceder durante el Cónclave que elegirá al nuevo papa, y mas allá de los cálculos humanos, monseñor Aranguren aseguró que está garantizada la acción del Espíritu Santo para determinar quien será elegido, "por eso, dijo, cuando se abra el balcón de la puerta principal de la Basílica de San Pedro y salga el nuevo papa, uno pudiera decir, ¡ay! yo pensé que iba a ser otro, pero ese es el elegido, el que Dios quería para sucesor de Benedicto XVI".

Antes de finalizar el programa el obispo anunció la celebración de dos Misas en gratitud por el ministerio papal de Benedicto XVI, una en la iglesia catedral de San Isidoro en Holguín el 26 de febrero, a las 20 horas y otra al día siguiente a la misma hora en la parroquial mayor de Las Tunas.