Obispos austríacos reunidos en Bruselas, signo claro hacia Europa

Exposición sobre la primera parlamentaria del mundo beata Hildegarda Burjan

| 1379 hits

BRUSELAS, viernes 9 noviembre 2012 (ZENIT.org).- Por primera vez, la Conferencia Episcopal de un país miembro de la Unión Europea (UE) se ha encontrado en Bruselas. Bajo la presidencia del cardenal Christoph Schönborn, la Asamblea Plenaria de los obispos de Austria, se reunió del 5 al 8 de noviembre en la sede de la Comisión de los Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE), para dar un signo claro de apoyo a Europa. “Europa necesita solidaridad de todas partes”, explicó el cardenal Schönborn.

“En tanto que presidente de la COMECE, me regocijo de que tal encuentro pueda tener lugar en la capital de UE --declaró por su parte el cardenal Marx--. Esto prueba que la Iglesia católica está determinada a acompañar el proyecto de integración europea a todos los niveles: el nivel universal, por la representación de la Santa Sede ante la UE; europeo, por las actividades del Secretariado permanente de la COMECE en Bruselas; nacional en fin, por la participación de los episcopados de los países miembros en los debates políticos y éticos en el nivel de la UE. Deseo pues que este encuentro incite a los obispos de otros países miembros de la UE a tomar iniciativas similares”.

En paralelo con su Asamblea Plenaria, los obispos austríacos se encontraron con diferentes responsables de las instituciones europeas, como el comisario europeo Johannes Hahn y el vicepresidente del Parlamento europeo Othmar Karas. Los interlocutores europeos saludaron todos la iniciativa positiva de los obispos de Austria. Especialmente han juzgado útil e inhabitual el hecho de que representantes de la Iglesia busquen un diálogo con la UE, sobre todo en nombre de un interés y de un compromiso en favor del proyecto de paz que representa Europa. Los representantes de la UE subrayaron además que veían en la Iglesia una contraparte importante para fundar y promover los valores europeos.

Este jueves, los obispos de Austria inauguraron con diputados europeos una exposición en el Parlamento Europeo, dedicada a Hildegarda Burjan (1883-1933). Vivió en Viena y es a escala mundial la primera parlamentaria beatificada por la Iglesia católica, el 29 de enero de este año. Como mujer política, pionera en cuestiones sociales y fundadora de la orden de religiosas Caritas socialis, representa más que nunca hoy “un modelo a seguir para todos quienes, en nombre del amor al prójimo, se comprometen al lado de las personas desposeídas”, subrayó el cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena y presidente de la Conferencia Episcopal austríaca.

Para leer una biografía de esta beata entrar en: http://www.zenit.org/article-41314?l=spanish.