Obispos de América Latina: la Navidad es Jesús

Todos los mensajes coinciden en una sola certeza

Roma, (Zenit.org) José Antonio Varela Vidal | 2148 hits

La fiesta de Navidad ha sido motivo para que diversos obispos de América Latina expresen sus mensajes al Pueblo de Dios, el cual se prepara a celebrar en comunidades y parroquias este misterio, acontecimiento único que ha marcado un ayer y un hoy en la historia de gran parte de la humanidad.

Es una tradición para algunos que este mensaje sea leído en las misas o llegue a las familias vía los medios de comunicación o en hojas impresas. A esta buena costumbre hay que añadir la amplia difusión que alcanza la palabra de los pastores, cuando la difunden vía las redes sociales o gracias a un “Tweet”. La grabación de un breve video que se “carga” en Internet, también ha sido parte de la costumbre de los últimos años, con gran éxito y acogida.

Reflexión sobre la existencia

"Dar amor es servir a los demás", con esa frase el cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, tituló su mensaje con motivo de la Navidad.

El purpurado recuerda que la Navidad es una fecha que "nos trae alegría y que nos permite reflexionar el sentido de nuestra existencia". En ese sentido, el nacimiento de Dios es el signo de "luz sobre nuestra vida". Es esa luz que brinda sentido y que se traduce en el amor como expresión de servicio, principalmente, a los pobres y excluidos.

La Navidad es la "fuerza del amor", es el espacio para que pidamos a Dios que nos muestre la "forma concreta como tenemos que servir a los demás", manifestó el alto prelado.

Finalmente, el cardenal Salazar exhortó a los creyentes para que en esta Navidad se le pida a Dios que muestre el camino de servicio a los demás.

El regalo es Jesús

También se hizo presente en las redes sociales y en los medios de comunicación, el presidente de la Conferencia Episcopal Uruguaya, monseñor Carlos María Collazi, SDB, quien a través de un video dirigió el saludo navideño a todos los uruguayos que se disponen a celebrar las fiestas en familia.

Recordó que en medio de los preparativos de las fiestas, se debe tener presente que lo que se celebra es el regalo que Dios hizo al mundo, en la persona de su Hijo Jesucristo, quien “sale a nuestro encuentro y quiere darnos vida en abundancia”. Porque la salvación que porta Cristo, añadió el también obispo de Mercedes, “invita a la humanidad a un encuentro profundo con él”.

Invitó a vivir el Año de la fe, convencidos de que Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida, y a quien el creyente debe buscar y encontrar.

Dignidad para todos

Por su parte, el arzobispo de Ayacucho y presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Salvador Piñeiro, destacó en su mensaje navideño dirigido “a toda la familia peruana”, que Navidad es un tiempo “para volver nuestro corazón hacia Jesús y para dirigir nuestra mirada hacia los más débiles e indefensos”.

En alusión a la defensa y promoción de la vida, recordó que esta “es el primer derecho de todo ser humano y debe estar por encima de cualquier otro derecho o valor social, político, económico, psicológico y familiar”.

Hizo suyas las palabras de Cristo: “No tengan miedo, yo he vencido al mundo” (cf. Jn 16,33), para pedir a Dios que “fortalezca a los más débiles, ilumine con la luz de su Palabra las tinieblas del error y nos conceda a todos la alegría de la Verdad”.

Una experiencia íntima

Entre muchos otros, también se conoció el mensaje alusivo a las fiestas del arzobispo de Managua, Nicaragua, monseñor Leopoldo José Brenes, quien recordó queel ambiente que se vive en estos días debe “dejar una huella en nuestras personas, y es que solo hay alguien que es capaz que esto sea una experiencia única, y ese es Cristo el Señor”.

A la vez invocó a superar “lo meramente superficial y ahondar en nuestra cercanía con la persona de Jesús, haciendo de esta época, de estos momentos una experiencia íntima, como parte de un encuentro personal y comunitario con Él”.Por que si el creyente se acerca al misterio de Dios, “Él siempre nos espera humilde y sencillo, con sus brazos abiertos, y su mirada dulce y tierna, que es consuelo, fortaleza de los humildes, de los tristes, de los pobres y afligidos”.

Invitó a las familias a no dejrse llevar de toda la propaganda que la sociedad de consumo les presenta, ya que esta “no nos lleva a la pena felicidad”.

La alegría de la Navidad

Monseñor Jesús Pérez Rodríguez, OFM, arzobispo de Sucre en Bolivia, dedica el mensaje de este año a profundizar el sentido de la Navidad, que invita al creyente a “hacer un cambio, a cambiar de mentalidad para mirar al prójimo con los ojos de la fe, para verlo como Jesús nos enseña, y ver a Cristo en el hermano”.

Recordó que el Dios-con-nosotros “mira y nos invita a la alegría en la preparación de la Navidad, (porque) la sede de la alegría es el corazón y es ahí, donde debe llegar y quiere llegar la salvación el Señor”. Por ello hizo una invitación a todos los creyentes “a convencerse de que somos hermanos, y que no hay nadie de más, ya que para todos vino Cristo Jesús y, nos ha señalado una misión determinada a todos”.

“Pero hay algo más” –añadió--, “la alegría estará en reconocer en el Niño nacido en Belén, al Salvador y Redentor, al Dios que salva”.

Celebrar en comunidad

En vísperas de la Navidad, el obispo-vicario apostólico de Aysén en Chile, monseñor Luis Infanti de la Mora,hizo llegar un saludo fraterno a los habitantes de dicha región sureña, recordando que “el acontecimiento que celebramos en Noche Buena es el nacimiento de Jesús, que trae a la humanidad alegría, paz y gracia”. Por tanto, el prelado invitó a los fieles “a abrir el corazón y la vida a todos estos dones”.

Además Monseñor Infanti expresó que el anuncio en Belén, del nacimiento del Salvador, “resuena hoy en Aysén, e interpela a los hombres y mujeres de esta tierra a adoptar la actitud de los más humildes de Belén, los pastores, para que como ellos nazcan a una vida nueva”.

Ante la proximidad de la Nochebuena, el obispo de Aysén instó a los fieles de la región a acudir al templo más cercano a su hogar “para celebrar a Jesús recién nacido en Belén, en un espíritu de comunión, austeridad y humildad”. 

Con las nuevas tecnologías

El arzobispo de Lima, Perú, ha querido enviar su mensaje navideño a través de una red social: YouTube.

El enlace al saludo de Navidad 2012 del cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, en: http://youtu.be/n2NHxheAEyU.