Obispos de América piden a los medios su compromiso por la dignidad humana y la verdad

| 388 hits

BOGOTÁ, jueves, 24 febrero 2005 (ZENIT.org).- La dignidad humana y la verdad deben orientar la labor de los medios de comunicación, pues su misión es contribuir al desarrollo del hombre y de la sociedad, «no a su deshumanización», alertan los obispos del continente americano.



«La Secularización de la Sociedad, la Evangelización y los Medios de Comunicación» ha sido el tema durante dos días en Bogotá de la 33ª Reunión de los obispos miembros de los episcopados de Latinoamérica, Canadá y los Estados Unidos –representan a las 24 Conferencias Episcopales de todo América--, cuya reflexión se afrontó según la exhortación apostólica post-sinodal «Ecclesia in America» y con vistas a la preparación de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe de febrero de 2007.

Al término del encuentro, el pasado 16 de febrero, los prelados ofrecieron una rueda de prensa con la participación del cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa --arzobispo de Santiago de Chile y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM)--, monseñor Williams.Stephen Skylstad --obispo de Spokane y presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de los Estados Unidos--, y monseñor Brendan Michael O´Brien --arzobispo de Saint John´s (Newfoundland) y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Canadá--.

Durante los trabajos, los obispos reconocieron los medios de comunicación como «un regalo de Dios» y una «gran riqueza para la humanidad», expresan en un comunicado difundido por el CELAM.

«Por otra parte, los participantes en esta Reunión estuvimos de acuerdo en que la dignidad humana debe ser un valor siempre prioritario en los medios de comunicación Social --escriben--. De allí que los medios deben contribuir al desarrollo del ser humano y de la sociedad y no a su deshumanización».

Pero «los medios también deben demostrar su compromiso con la verdad», dada la «influencia tan profunda» que ejercen, de forma que «para muchas personas, la búsqueda de la verdad está ligada a lo que ven en los medios», constatan.

«Cuando el compromiso de los medios con la verdad es defectuoso, entonces los juicios y la conducta de la gente son igualmente defectuosos. Por eso, la Iglesia se siente especialmente comprometida con los medios que defienden los imperativos éticos», explican los prelados.

Considerando «las grandes exigencias que pesan sobre los comunicadores» los prelados han recordado su obligación de pastores «con los católicos que trabajan en los medios: de apoyarles en su fe, ayudarles a ser testigos de Cristo en su mundo, ofrecerles la posibilidad de conocer bien su Iglesia y de adquirir una buena formación ética».

Igualmente reconocen que «una manera efectiva de acercar los medios de comunicación a la Iglesia es invitando a sus profesionales y experimentados a que transmitan el mensaje y las actividades» de ella.

Para ello afirman la importancia de «que los comunicadores de la Iglesia ofrezcan a los medios el material necesario, para que éstos puedan transmitir las enseñanzas y eventos de la Iglesia de una manera profesional».

«Asimismo, consideramos la necesidad de que nosotros mismos participemos en seminarios especializados para potenciar su comunicación a través de los medios», admiten.

Y es que «existe la necesidad de que la Iglesia desarrolle una mayor comprensión del mundo de los medios, sus métodos, sicología y lenguaje», concluyen.