Obispos de Costa Rica: Un pueblo sin valores, no tiene futuro

| 1179 hits

SAN JOSE, 23 agosto (ZENIT.org).- «Un pueblo sin valores es un pueblo sin alma y sin futuro. Un pueblo sin valores se encamina hacia la ruina moral». Esta es la conclusión a la que llegan los obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, en un mensaje publicado el pasado 10 de agosto, al terminar su asamblea ordinaria.



El documento, fruto de las reflexiones de los obispos en torno al año jubilar, comienza afrontando la formación de los seminaristas, la labor pastoral de religiosos y religiosas en el país, así como la preparación de un Instrumento Pastoral para responder a los grandes desafíos del nuevo milenio.

Al final dedica un extenso apartado a afrontar algunas de las preocupaciones de los obispos en relación con la realidad de Costa Rica. Comenta la situación de extrema pobreza y la mala distribución de las riquezas y constata «con dolor» la reciente ola de violencia social, así como el aumento de casos de violencia en el hogar, fruto de un «inhumano y anticristiano proceder».

Reprende asimismo los «bloqueos de vías públicas como medidas de protesta», afirmando que «el derecho a la vida y a la libertad de todo ser humano es sagrado y debe ser respetado».

Por último, los obispos concluyen levantando «su voz de Pastores para afirmar que estos problemas sólo tendrán una solución adecuada si nos enfrentamos con decisión a la crisis de valores que sufren nuestras familias y con ellas la patria».