Obispos de EEUU financian 112 proyectos en América Latina

Ayudas para la construcción de la paz en Colombia o para formación de seminaristas en Perú, son algunos de los proyectos beneficiarios

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 667 hits

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos ha anunciado la asignación de 1,7 millones de dólares para apoyar 112 proyectos en América Latina y el Caribe. “Gracias a la generosidad de los católicos de todo el país, podemos continuar con nuestro apoyo a la Iglesia en América Latina”, anuncia en una nota el obispo Auxiliar de Seattle, monseñor Eusebio Elizondo, presidente el subcomité de la Conferencia Episcopal, encargado de esta región. 


"Es algo hermoso, presenciar la puesta en común de los recursos en Estados Unidos con las diócesis de América Latina más aisladas y descubiertas financieramente. Vemos que estas subvenciones están generando capacidades y, lo más importante, es que estos proyectos de fondos de subvenciones fortalecen y animan a la gente, lo que les permite crecer en su fe y compartirla con los demás".

Los países que se beneficiarán de estos fondos son: Colombia, Haití, Perú, República Dominicana, México y Nicaragua. En Colombia la Iglesia se ha comprometido a apoyar a las organizaciones juveniles que trabajan “para construir la paz ante la violencia local causada por la guerrilla”. En Perú, por ejemplo, apoyarán a los seminaristas que vienen de familias muy pobres y de grupos étnicos indígenas del país. Por otro lado, en Brasil, los misioneros recibirán formación y apoyo para su trabajo con las comunidades indígenas de la Amazonía. Otros proyectos financiados se centrarán en la formación de los catequistas laicos y las necesidades pastorales creadas por la migración. Además, algunos proyectos se ocupan de la educación y capacitación de las comunidades de religiosas y pastoral de las familias.

Por otro lado, gracias a la generosidad y sensibilidad de los estadounidenses católicos, los obispos han aprobado seis proyectos para la “reconstrucción de la Iglesia en Haití”, con una aportación de casi 3 millones de dólares.

"La Iglesia en Haití está experimentando un período de reconstrucción y de renovación después del terremoto de 2010", dijo el arzobispo Thomas Wenski de Miami, presidente del subcomité Haiti Advisory Group. "Tenemos que seguir comprometidos para caminar con nuestros hermanos y hermanas en la fe, y apoyarlos con estos proyectos de construcción hasta que una vez más tengan lugares para el culto", observó el prelado.