Obispos y cristianos de Pakistán condenan el atentado suicida

Califican el acto de es un vergonzoso acto de bellaquería

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 661 hits

Tras el atentado suicida contra la All Saints Church de Peshawar, mientras los fieles estaban reunidos para celebrar la liturgia domingo, que causó más de 80 muertos y más de 150 heridos, el arzobispo de Karachi, monseñor Joseph Coutts, presidente de la Conferencia Episcopal de Pakistán, en un comunicado enviado a la Agencia Fides,  en el que en nombre de la Conferencia Episcopal de Pakistán (PCBC) y de los cristianos de Pakistán, "condenamos este acto con los términos más fuertes".

 “El atentado contra hombres, mujeres y niños inocentes, mientras estaban rezando en la iglesia, es un acto vergonzoso de bellaquería”, ha agregado el arzobispo. Así mismo tiempo ha expresando sus condolencias a las familias de los cristianos afectados, y  ha anunciado que todas las instituciones educativas cristianas de Pakistán permanecerán cerradas durante tres días, del 23 al 25 de septiembre, en señal de luto y protesta, informa dicha agencia.

Del mismo modo se alzarán oraciones especiales por las víctimas del atentado en las iglesias de todo el país. El arzobispo invita a todos los cristianos a permanecer en paz y evitar cualquier acto de violencia. Monseñor Joseph Coutts también ha pedido al gobierno que "tome medidas inmediatas para detener a los responsables de esta acción criminal y que tome medidas adecuadas para proteger los lugares de culto de todas las minorías religiosas en Pakistán".
El arzobispo finalmente ha instado al gobierno a que "considere seriamente la creciente intolerancia religiosa y sectaria que ha alcanzado proporciones alarmantes, como demuestra esta atentado, trabajando en todos los niveles para evitar que tales crímenes se repitan".

Por su parte, el papa Francisco, en su visita pastoral a Cagliari ayer, tras el encuentro con los jóvenes, dedicó unas palabras a lo sucedido y exhortó a  construir “un mundo mejor y de paz”: “Hoy, en Pakistán, por una elección equivocada, de odio, de guerra, se ha realizado un atentado en el que han muerto 70 personas. Este camino no va a ningún lado, no sirve. Sólo el camino de la paz, que construye un mundo mejor. Pero si no hacéis vosotros, si no lo hacéis vosotros, no lo harán otros, ¡eh! Este es el problema, y esta es la pregunta que os dejo: '¿Estoy dispuesto, estoy dispuesta a tomar un camino para construir un mundo mejor?'. Sólo eso. Y recemos un Padre Nuestro por todas estas personas que han muerto en este atentado en Pakistán... Que la Virgen nos ayude siempre a trabajar por un mundo mejor, a tomar el camino de la construcción, el camino de la paz y no el camino de la destrucción y el camino de la guerra”.