Observatorio Internacional Cardenal Van Thuân: doctrina social de la Iglesia en un clic

Abre su sede «virtual» en www.vanthuanobservatory.org

| 545 hits

VERONA, martes, 18 octubre 2005 (ZENIT.org).- Desde cualquier rincón del planeta se puede hacer uso de una nueva herramienta de acceso y difusión de la doctrina social de la Iglesia gracias al reciente lanzamiento de la web del Observatorio Internacional Cardenal Van Thuân (www.vanthuanobservatory.org).



De hecho, promover la doctrina social de la Iglesia a nivel internacional es la razón por la que se instituyó tal Observatorio, cuya sede física está en Verona (Italia).

Los presupuestos fundamentales de la doctrina social son el designio amoroso de Dios respecto al hombre y a la sociedad, la misión de la Iglesia y la naturaleza de la doctrina social, la persona humana y sus derechos, y los principios y valores de la doctrina social.

Los contenidos y los temas clásicos de la doctrina social son la familia, el trabajo humano, la vida económica, la comunidad política, la comunidad internacional, el medio ambiente y la paz.

Conforme a su misión, el Observatorio Internacional Cardenal Van Thuân proporciona información sobre la doctrina social de la Iglesia recogiendo sistemáticamente datos, documentos y estudios y poniéndolos a disposición de los interesados ahora también «on line».

La web facilita el acceso --registrándose-- a informaciones elaboradas por el propio Observatorio relativas al mundo entero a través del «Boletín de doctrina social de la Iglesia», trimestral, en inglés e italiano.

El Observatorio elabora igualmente reflexiones, valoraciones y profundizaciones en la doctrina social de la Iglesia en una perspectiva universal e interdisciplinaria, además de que indica y sostiene experiencias que traduzcan la doctrina social de la Iglesia en los diversos sectores de la vida social internacional.

Bajo la presidencia de monseñor Giampaolo Crepaldi –secretario del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz— y la dirección de Stefano Fontana, el Observatorio Internacional colabora con las Conferencias Episcopales y otros organismos especiales dedicados a la doctrina social de la Iglesia y las agencias internacionales apropiadas, en unión de intención con el citado dicasterio, a cuyas indicaciones orienta su propia actividad.

El Observatorio cuenta con un Comité Científico y un Comité de Honor, éste último presidido por el cardenal Renato Raffaele Martino –presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz--.

En el ámbito de su materia, el nuevo sitio (www.vanthuanobservatory.org) del Observatorio Internacional Cardenal Van Thuân ofrece en constante actualización una sección de noticias, recensiones de libros, un archivo documental y prevé un espacio de información sobre sus propios libros.

Todos los interesados pueden recibir actualizaciones periódicas sobre las iniciativas del Observatorio registrándose gratuitamente en el boletín de información («Newsletter»).

Por su parte, la inscripción en la Asociación Cardenal Van Thuân para la Doctrina Social de la Iglesia permite a sus socios (personas físicas y jurídicas) participar en la vida estatutaria del Observatorio y ser promotores de sus actividades (más información enviando un e-mail a info@vanthuanobservatory.org).

Cardenal Van Thuân: testigo de fe, esperanza y amor

Como indica su nombre, el Observatorio Internacional se inspira en la enseñanza de vida del cardenal François Xavier Nguyên Van Thuân, cuya memoria promueve.

De origen vietnamita, el purpurado «fue un testigo de la fe en la Paternidad divina, de la esperanza cristiana, del amor por la Iglesia y por los pobres; un testimonio constante incluso en medio de las pruebas más duras», reconoce el Observatorio.

«Internado durante largos años en las cárceles vietnamitas, se mantuvo firme en Dios en la soledad del aislamiento y nunca dejó de amar, de esperar, de sentirse unido a la Iglesia y al Santo Padre», añade.

Señala además que el cardenal Van Thuân transmitió caridad y esperanza «también en su actividad como presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, adonde el Papa le llamó», manifestando en particular «un fuerte compromiso» para que la doctrina social de la Iglesia pudiera «ser acogida, conocida y vivida para servir y glorificar a Dios».

Formado en Roma y consagrado obispo de Nhatrang (Vietnam) en 1967, François-Xavier Nguyen Van Thuan fue nombrado por Pablo VI en 1975 arzobispo coadjutor de Saigón (actual Ho Chi Minh). El gobierno comunista calificó su designación de complot y tres meses después le encarceló. Sufrió 13 años de prisión injusta, 9 en aislamiento.

Tras su liberación fue obligado a abandonar Vietnam. Juan Pablo II le acogió en Roma y le confío encargos de gran responsabilidad en la Curia romana, como se ha mencionado.

En marzo del año 2000 conmovió a millones de personas que pudieron leer fragmentos de las meditaciones que pronunció durante sus ejercicios espirituales a Juan Pablo II y a la Curia Romana. En ellas compartió muchas de las experiencias espirituales que maduró en la cárcel. El prelado vietnamita las publicó posteriormente en el libro «Testigos de esperanza» (Editorial Ciudad Nueva).

Fue creado cardenal en febrero de 2001. Murió en 2002 a la edad de 74 años.