Omnia card: nuevo recurso para visitar Roma y el Vaticano

Un pack de servicios turísticos que funcionará en los próximos meses

| 2529 hits

ROMA, lunes 18 de julio de 2011 (ZENIT.org).- Muy pronto, los turistas que visitan Roma podrán utilizar una nueva tarjeta en la que estarán incluidos los circuitos culturales vaticanos, sin tener que hacer colas para comprar entradas en cada uno de los museos.

El pasado viernes, se presentó una nueva iniciativa turística en la que participa conjuntamente la Ciudad de Roma y la Opera Romana Pellegrinaggi de la Santa Sede. Una tarjeta que permitirá visitar tanto Roma como el Vaticano, utilizando gratuitamente los medios de transporte público.

La nueva tarjeta, Omnia Card, incluirá, junto con las entradas en los lugares vaticanos, los servicios que ya existían en la tarjeta Roma Pass (www.romapass.it).

Se trata sustancialmente de un paquete de servicios para turistas y peregrinos, una tarjeta válida durante los tres días posteriores al primer uso, con la que se pueden utilizar gratuitamente los medios de transporte urbano, y visitar los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina, la basílica de San Pedro o los Jardines Vaticanos, a la basílica y claustro de San Juan de Letrán, a la Cárcel Mamertina con visita multimedia, al Coliseo, al Palatino y al Foro Romano.

El acto de presentación del Omnia Vatican & Rome tuvo lugar el viernes 15 de julio en la sala de las banderas del Ayuntamiento de Roma, y contó con la presencia del alcalde de la ciudad, Gianni Alemanno, el teniente alcalde Mauro Cutrufo, y por parte vaticana, de monseñor Liberio Andreatta, vicepresidente de la ORP, y monseñor Cesare Atuire, administrador delegado.

Según explicó a ZENIT el padre Atuire, turistas y peregrinos podrán visitar los Jardines Vaticanos a bordo de minibus panorámicos ecológicos a metano. De momento se están probando los posibles recorridos. A finales de julio se hará el anuncio oficial, y dentro de algunos meses será una realidad, con audioguías en cinco idiomas para quienes posean una tarjeta Omnia.

Esta tarjeta – explicó el padre Atuire – “aunque costará 85 euros para los adultos y 50 euros para los niños, permitirá en la práctica ganar media jornada entre las diversas colas, y acceder a distintos servicios y lugares. Y supondrá también un ahorro, pues los billetes comprados individualmente cuestan casi 110 euros”.

Además, “de cuando en cuando indicaremos en internet y en folletos las diversas celebraciones religiosas y culturales, por tanto no será algo estático sino que tendrá gran dinamicidad”.

“Se pueden también elegir los horarios – añadió –, por ejemplo: una mañana se puede transcurrir en la zona vaticana, en los Museos, en la Basílica, pero también en los Jardines y en Castel Sant'Angelo. Por la tarde me voy a los Foros Imperiales, visito la Cárcel Mamertina y el Coliseo. Puedo ir también al centro y dar un paseo con audioguía, visitando iglesias y monumentos. Pero también barrios como el Trastevere o el Gueto”.

“El día después – prosiguió – puedo ir a la zona de San Juan de Letrán, visitar el claustro, etc”. Respecto a las largas filas para los Museos Vaticanos, explicó: “tenemos entradas cada hora, y en algunos momentos cada media hora”.

Monseñor Andreatta precisó en la rueda de prensa que la nueva tarjeta “resuelve una situación de fragmentariedad entre los lugares italianos del Ayuntamiento y los del Vaticano, que son de dos Estados distintos pero en la misma ciudad”.

Por lo tanto, “los Museos capitolinos, los Museos vaticanos, el Coliseo o los Jardines Vaticanos se podrán visitar con el mismo pase”. Y recordó que “los usuarios del alcalde son los mismos que los del obispo, por tanto la Omnia Vatican & Rome es fruto de un buen entendimiento y de objetivos compartidos”.

El sitio web de la Omnia Vatican & Rome está activo desde este viernes, y las tarjetas se pueden adquirir en internet, y desde los próximos días en diversos puntos ORP y de la capital, en aeropuertos, estaciones de tren, etc.

Monseñor Andreatta precisó a ZENIT que “quienes acuden por primera vez podrán tener una visión general de la ciudad, de manera diría completa. A quienes vienen por segunda o tercera vez, ofreceremos lecturas dirigidas a las necesidades y exigencias culturales, religiosas, arqueológicas o históricas, para poder ofrecer itinerarios o visitas que normalmente no se hacen”.

“Por ejemplo – precisó – podrán visitar algunos descubrimientos que hemos hecho; también la Cárcel Mamertina, donde San Pedro fue hecho prisionero y que hoy hemos revitalizado; tambiéb dentro de la basílica de San Juan de Letrán; hay también catacumbas nuevas que nunca se han visitado, o excavaciones en la basílica de Santa Cecilia que son extraordinarias”. Y sobre los itinerarios, concluyó: “Una ciudad con más de dos mil años debería visitarse más de dos mil veces”.

Soluciones para familias

Durante el transcurso de la rueda de prensa, el teniente alcalde habló también sobre la creación de un convenio con hoteles y restaurantes a favor de las familias.

El director general del Movimiento Italiano de los Padres (MOIGE) Antonio Affinita, que participa en este proyecto, explicó que los servicios a favor de las familias que visitan la capital incluyen descuentos, menús infantiles y otros servicios, que entrarían en funcionamiento antes de Navidad.

Los hoteles y restaurantes que se unan a la iniciativa tendrán una enseña particular para ser identificados, y en internet se pondrá la lista de establecimientos adheridos.

En los últimos años, Roma ha registrado un aumento anual de casi un millón de visitantes. Sólo entre enero y junio de 2011, se registró un aumento de la demanda por parte de EE.UU. (+13,11%), Canadá (+13,67%), Rusia (+18,33%), Francia (+14,78%), España (+12,40%), México (+12,71%), Brasil (+20,66%) y China (+14,01%)