ONU: La Santa Sede afirma el derecho de los padres a enseñar sexualidad

Dice que las familias no pueden eludir sus responsabilidades

| 2344 hits

NUEVA YORK, viernes 29 de julio de 2011 (ZENIT.org).- Las políticas de la ONU sobre la juventud deberían respetar el derecho de los padres a educar a sus hijos, incluido el tema de la sexualidad humana y de la “salud reproductiva”, dijo el representante de la Santa Sede.

Monseñor Francis Chullikatt, observador permanente de la Santa Sede en Naciones Unidas, afirmó esto en su discurso en el encuentro de alto nivel de las Naciones Unidas sobre la juventud.

“Cada uno de los jóvenes debería poder ser educado en el entorno en el que es capaz de crecer y aprender, esto es, en una comunidad y sociedad caracterizadas por la paz y la armonía, libres de toda violencia y discordia. Cada uno de los niños, con el fin de poder disfrutar de un desarrollo completo y armonioso de su personalidad, debería crecer en el entorno de una familia, en una atmósfera de felicidad, amor y comprensión”, afirmó el arzobispo.

El representante de la Santa Sede dijo que este tipo de entorno “promoverá el bien y la responsabilidad del ciudadano que es esencial para el bien común de la humanidad”.

La responsabilidad y el respeto a los demás se aprende en una familia, continuó monseñor Chullikatt. “La familia tiene un importante papel que desempeñar en la educación de los niños para desarrollar sus facultades y en la formación y adquisición de los valores éticos y espirituales para que estén arraigados profundamente en la paz, la libertad y la dignidad e igualdad de todos los hombres y mujeres”, afirmó. “La familia, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, es el grupo de unión fundamental de la sociedad y el estado y la sociedad deben garantizar su protección”.

Educación

El prelado, de 58 años de edad, recordó a las Naciones Unidas que “los padres, padre y madre unidos, tienen la responsabilidad primaria de educar y ayudar a crecer a sus hijos para ayudarles a convertirse en buenos ciudadanos y líderes”.

“Los padres no pueden eludir esta responsabilidad”, dijo.

Y los estados, añadió el prelado, “están llamados, de acuerdo a los instrumentos internacionales, a respetar estas responsabilidades, derechos y deberes de los padres a este respecto”.

“Las políticas de juventud, programas, planes de acción y compromisos aprobados por los estados miembros debería respetar totalmente el papel de los padres en el bienestar de sus hijos y su educación”, dijo el representante de la Santa Sede, “incluyendo el tema de la sexualidad humana y la llamada 'salud sexual y reproductiva',(que) no debería incluir el aborto”.

--- --- --- 

En la web de ZENIT:

Texto completo: www.zenit.org/article-33172?l=english