Ordenaciones diaconales de 34 legionarios de Cristo

Por monseñor Lorenzo Leuzzi, obispo auxiliar de la diócesis de Roma

| 1505 hits

ROMA, domingo 1 julio 2012 (ZENIT.org).- Monseñor Lorenzo Leuzzi, obispo auxiliar de la diócesis de Roma, ha conferido la ordenación diaconal a 34 religiosos de la Legión de Cristo este sábado 30 de junio.

La ceremonia de ordenaciones diaconales dio inicio a las 10:30 de la mañana en la capilla del Centro de estudios superiores de los Legionarios de Cristo en Roma.

Al inicio de la celebración eucarística monseñor Leuzzi saludó a todos los presentes y manifestó su alegría ante la oportunidad de poder conferir esa ordenación diaconal, que era la primera para él: «Es la primera ordenación diaconal que el Señor me concede. He pensado en el futuro de la Iglesia que hoy se enriquece con 34 nuevos diáconos, futuros sacerdotes y religiosos de votos perpetuos. Ustedes se presentan aquí con humildad, sabiendo que son el futuro de la Iglesia. Oramos para que su corazón sea puro y libre para acoger la Palabra de Cristo y que la Iglesia pueda confiar en vosotros».

Dado que el 30 de junio la Iglesia celebra la memoria litúrgica de los primeros mártires romanos, durante la homilía monseñor Leuzzi enlazó el tema del martirio con el del diaconado: «Es hermoso pensar que esta solemne celebración sea el día en el cual la Iglesia celebra la memoria de los primeros mártires cristianos. Nos ayuda a ver qué es lo que verdaderamente se esconde detrás de este acontecimiento, detrás del porqué hoy 34 deciden recibir el diaconado», mencionó al inicio. Y continuó después: «Detrás está el sacrificio de los primeros mártires, de tantos mártires que han fecundado la Iglesia. La sangre de los mártires, su testimonio, hace posible el don que hoy la Iglesia recibe del Señor, estos 34 diáconos, un misterio grande que involucra la vida de cada uno de nosotros. La sangre de los mártires que nos trae aquí es signo de que el amor de Cristo está todavía presente».

Momentos después, señalando la acogida de amor que supone ser recibidos como diáconos en la Iglesia dijo: «Ustedes, queridos diáconos, ya en la vida religiosa experimentan un amor que nunca habrían pensado en su vida y que hoy se hace todavía más grande. Ustedes han ofrecido su vida al Señor y hoy el Señor les ofrece su Iglesia y la Iglesia les acoge y les da su confianza. La Iglesia se fía de vosotros y confía en ustedes, desea proseguir su camino en la historia por medio de su servicio. Hoy ser ministro ordenado, y en la vida religiosa, tiene un significado todavía más desafiante en un tiempo de conflictos, de tantas propuestas que buscan ser alternativas al Evangelio, en un tiempo de falsos profetas al interior de la misma experiencia eclesial. El Evangelio anunciado por los mártires es el único Evangelio que puede ayudar a construir una comunidad. Jesús no tiene miedo de decir a sus discípulos que todo esto no será fácil pero podemos contar con su amor indestructible. Nada nos puede separar del amor de Cristo. […] Hay que saber reconocer, experimentar que nuestra fe es indefectible si está construida sobre Cristo».

Finalmente, monseñor Leuzzi recordó a los diáconos cuál era la base de la fe de los mártires y cómo de ella se toman fuerzas para acrecentar el amor: «La sangre de los mártires no se apoya sobre actitudes humanas sino sobre la Iglesia. Podemos compartir esta celebración con una alegría inmensa en el corazón. Renovamos al Señor nuestra gratitud por su amor. Digamos junto a los diáconos a la Iglesia: «puedes confiarte de mí, estaré contigo». La Iglesia fundada sobre Pedro y Pablo es nuestra madre a la cual hoy nuestros amigos confían su propia vida. Nos convertimos también todos nosotros en uno con ellos. El Señor quiera bendecir estos propósitos».

Acompañaron a los nuevos diáconos en la ceremonia de ordenaciones algunos familiares llegados a Roma desde diversas partes del mundo, las comunidades de legionarios y los equipos de consagradas y consagrados del Regnum Christi presentes en Roma, así como el padre Álvaro Corcuera LC, director general.

Los nuevos diáconos proceden de los siguientes países: Brasil, Puerto Rico, Estados Unidos, Colombia, México, Italia, Polonia, Venezuela, Chile, Inglaterra y Rumania.

En el grupo de ordenandos se encuentra una pareja de hermanos de origen vietnamita, Jason y Peter Huynh, así como el primer legionario de origen rumano, Csaba Szász.

En las últimas semanas otros legionarios también han sido ordenados diáconos en Cancún, México; Roma, Italia; São José dos Campos, Brasil; Guadalajara, México; y Atlanta, Estados Unidos. El próximo mes de julio algunos religiosos más recibirán la ordenación diaconal en León, México.

A mediados de diciembre de 2012 todos estos diáconos recibirán la ordenación sacerdotal en la basílica de san Juan de Letrán en Roma.

Para saber más: www.legionariesofchrist.org y www.regnumchristi.org.