Ordenados 59 sacerdotes Legionarios de Cristo en Roma

Procedentes de 11 países

| 3826 hits

ROMA, domingo 13 de diciembre de 2009 (ZENIT.org).- Este 12 de diciembre, fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, el obispo Brian Farrell, L.C., secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, ordenó sacerdotes a 59 religiosos de la congregación de los Legionarios de Cristo, en la basílica romana de San Pablo Extramuros.

Los nuevos sacerdotes provienen de once países: 29 de México, 9 de Estados Unidos, 7 de España, 3 de Canadá, 2 de Brasil, 2 de Alemania, 2 de Francia, 2 de Italia, 1 de Venezuela, 1 de Vietnam y 1 de la República Checa. De este modo, son ya unos 860 los sacerdotes Legionarios en el mundo.

Los nuevos sacerdotes tienen entre 30 y 40 años, con la excepción de dos que ya tienen cincuenta.

En la homilía, monseñor Farrell subrayó a los nuevos presbíteros que su misión sólo tiene razón de ser enmarcada en la Iglesia y les recordó que su ordenación tiene lugar en el Año Sacerdotal.

"Si estos son tiempos difíciles para la Iglesia --les dijo--, lo son de manera particular para los ministros de Cristo, que tienen una responsabilidad específica para la vida y el bienestar de la Iglesia peregrina en este mundo y, por tanto, con frecuencia se convierten en objetivo de la oposición que la Iglesia sufre", constató.

Haciendo mención especial de su identidad como religiosos Legionarios de Cristo, el obispo les pidió que recuerden "que la Legión, que ahora nace bajo el signo de la Cruz, sólo tendrá futuro si todos nosotros abandonamos todo sentimiento de autosuficiencia y nos ponemos esencialmente en estado de conversión permanente, que nunca se alcanza de una vez por todas".

Concelebraron monseñor Pedro Pablo Elizondo, L.C., obispo de la Prelatura de Cancún-Chetumal; monseñor Jorge Bernal, L.C., obispo emérito de la prelatura de Cancún-Chetumal; el arzobispo Luigi de Magistris, pro-penitenciario mayor emérito; y monseñor Paolo Schiavon, obispo auxiliar de la zona sur de Roma.

A la ordenación asistieron algo más de 4.000 personas entre familiares y amigos, Legionarios de Cristo y miembros del Regnum Christi, movimiento de apostolado que comparte el carisma de la congregación de los Legionarios de Cristo y que, según explica en su página web, actualmente, cuenta con cerca de 70.000 miembros, jóvenes y adultos, diáconos y sacerdotes, en más de 30 países.

La ordenación tiene lugar mientras se desarrolla la visita apostólica a los Legionarios de Cristo, que Benedicto XVI ha dispuesto con la colaboración de cinco obispos, después de que en el mes de febrero la congregación confirmara que en la vida de su fundador, el padre padre Marcial Maciel, había hechos gravemente incompatibles con la moral católica.